9 de mayo de 2012

El Plan Bolonia y los recortes sociales

La puesta en marcha del Plan Bolonia en la Educación Superior encaja perfectamente en la línea de los recortes sociales en sanidad y educación públicas puestos en marcha por el PP y el PSOE al calor de la crisis. Tienen como objetivo fundamental adelgazar los servicios públicos a la vez que los convierten en negocio mediante su privatización.

Desde la aprobación de la Ley Orgánica de Universidades (LOU) y la puesta en marcha del Plan Bolonia, fuimos muchas las que denunciamos que conducirían a la precarización, la elitización, la mercantilización y la privatización de la Universidad pública. 

Unos años después, estamos sufriendo sus consecuencias de lleno: las aulas están masificadas en muchas asignaturas lo que imposibilita una evaluación continua personalizada de calidad,  los planes de estudio y la investigación están cada día más al servicio de las empresas privadas, aumenta la subcontratación de servicios en la Universidad y con ella la precariedad laboral, las licenciaturas desaparecen dejando su lugar a grados más o menos básicos y a maestrías excesivamente caras, los préstamos de estudios proliferan, se recortan plazas y se limitan los años de permanencia en la Universidad afectando especialmente a los estudiantes que deben trabajar para financiar sus estudios, etc.

Por si todo esto no fuera bastante, siguen poniendo en marcha nuevas ‘reformas boloñesas’ como la modificación de la Ley Andaluza de Universidades (LAU) que viene a aumentar la precariedad laboral del profesorado y a dar más poder a los Consejos Sociales, desde donde las empresas hacen política universitaria. Además, los banqueros, los gobiernos central y autonómicos y los rectores (como correas de transmisión) anuncian nuevas reformas como la de la “gobernanza” que recortaría la maltrecha democracia universitaria, o la subida desorbitada de tasas de segundas y terceras matrículas que cerraría aún más las puertas de la Universidad a las familias trabajadoras con menor poder adquisitivo. Todo ello en el marco de la nefasta Estrategia Universidad 2015.

Ahora que las reformas boloñesas están en marcha, muchos de los que las amparaban, las critican, incluyendo los grandes sindicatos. Dicen que la llegada de la crisis ha hecho imposible un desarrollo adecuado de reformas bienintencionadas. Y de hecho sufrimos recortes en la financiación universitaria en casi todos los niveles, pero no nos engañemos, la salsa boloñesa siempre estuvo envenenada de ansia de poder, y si no que le pregunten a Botín, ahora que la mayoría sabe de qué van los banqueros.

09/05/12 · Jesús Castillo · NOTON
Texto publicado en el 6º número de la Revista NOTON. Ilustración: Juan García  González
______________________________
Jesús Castillo es militante de En lucha, delegado del SAT y profesor a la Universidad de Sevilla. Es autor del libro "Migraciones ambientales" para la editorial Virus que puedes comprar aquí.

1 comentario:

  1. Hola dejo aquí info para ampliar detalles sobre el plan Bolonia. Espero que les sea de ayuda. Saludos!!!
    http://www.incoming-students.com/blogs/plan-bolonia-descripcion-y-balance/

    ResponderEliminar