30 de octubre de 2008

Un grito



Un grito, pero no un grito a lo Much, uno de rebeldía, quiero un grito potente, un grito que me despierte, para abrir los ojos, romper la apatía y destrozar de un golpe toda las capas de mierda que me envuelven.

Cada día tengo más claro que las cosas materiales duermen a los hombres, pero no nos equivoquemos, me gustan los objeto bonitos y brillantes que ofrece el siglo XXI, mi siglo, pero hay que aprender a elegir y sobre todo a tirar, porque estoy rodeado de muchas cosas inútiles que no son más que un freno.

Un grito para abrir ojos y puertas, un grito para dejar de hacer cosas que no quiero hacer y saber lo que quiero. Conversaciones superfluas y forzadas, vicios innecesarios que esclavizan, horas muertas, programas de televisión insoportables, música mala y mala gente, comida basura, envidias y celos, camas vacías, horas muertas… Cambiar el tedio por buenos momentos, gritar, gritar hasta llorar, gritar hasta sentirme humano.

Fritz Lang, en su película el Doctor Mabuse, ponía en boca del siniestro protagonista una frase que retumba en mi cabeza y que para mi representa la muerte en vida, decía Mabuse a la condesa no existe el amor, solo existe el deseo, cuando a veces me siento seco por dentro y solo el impulso del ciego deseo palpita dentro de mí tengo miedo, tengo miedo de no sentir nada, de transformarme en un autómata, o peor aún en un monstruo sin sentimientos esclavo del deseo. Quiero amar, para eso un grito, un grito que despierte el corazón, aprender a amar es mi objetivo.

¿Pero dónde en esta vida de plástico que llevo encontrar el amor? He hecho grandes progresos, pero todos materiales, quiero encontrar dentro de mí un sentido para lo que hago, quiero que mi corazón palpite que la sangre fluya a la garganta y gritar.

Gritar y llorar para ver la belleza de este mundo.

Bueno mis queridos notónidas sigo con Bob Marley y mi amiga María.

OS AMO!!!!!!!!!!!

3 comentarios:

  1. Yo siempre había visto al grito de Munch no sólo como un grito de angustia sino también como un basta y una vuelta a empezar.

    Lo tengo colgado en mi cuarto y todo xD

    ResponderEliminar
  2. jajajajaja

    Pero yo no quiero un grito de basta y volver a empezar, el mio es un grito de guerrero. Un grito de furia para destruir para matar... Y luego renacer. Volver a empezar se queda corto.

    El grito de Muchn es el grito de una víctima, yo quiero el grito del héroe.

    Saludos Pablo!

    ResponderEliminar
  3. Decirte Charly que he pasado por aquí, por tu blog, y me paré a pensar junto a tu grito.

    Muy bueno. Superior.

    ResponderEliminar