23 de agosto de 2008

Poemas que se me han caído

Bueno, acabo de llegar de Dublín y estoy un poco melancólico. Os dejo esta noche algunos poemas de días nublados. Mañana será otro día con nuevas entradas más inspiradas.

I
Sentimientos extraños llevo por dentro,
Sangre agitada mezclada con ungüentos
Pasiones ocultas guiadas por el viento,
Son los sueños secretos de mis adentros.

II
Quimeras enjauladas
Como hadas en el infierno

Fueron humos en mi mente
Cual veneno de serpiente.

Fueron sueños mentirosos
Que escondieron el pasado.

Fueron opio para el alma
Que ahogaron mi garganta.

Y ahora
Muero entre cenizas por culpa...
De un beso

III
Rayo de luna que alumbras los mares
Guíame en la noche oscura
Sálvame de la locura
Llévame a la luz y arráncame de Hades.

IV
Nunca tuve fe en la filosofía
Preferí la bola de cristal
Que aunque fría podía tocar
Ahora el cristal se ha roto
Solo queda la filosofía
En la que yo nunca creería.
Viejo loco, héroe cautivo en una prisión
¿Qué eres tú? sino tristeza y olvido
Oxidada chatarra oculta en un rincón
¿Donde está tu leyenda? soñador Perdido.

Dicen que fuisteis valiente
Dicen que ganasteis guerras.
Dicen que os vieron sonriente.
Pero solo veo chatarras
Tristes y ocultas en el rincón de una Prisión
V
El olor de la brisa que mueve tu pelo Era para mí aliento del cielo
Ahora que ya no me golpea
Ahora que ya está muy lejos
Me siento perdido, ¡Abandonado!
A mi suerte, herido en el fondo
Y roto por fuera...

VI
Versos en tinta azul
Fluyen de entre mis dedos
Recordando como un día
Mis dedos y mi aliento
Fluyeron por tu espalda


VII
Alcohol droga de los pobres
Mal de poetas y lunáticos
Licor de fiesta para hombres
Pretensión heroica de borricos

VIII
En un sueño me enamoré de ti
Más cuando te vi
El corazón te rompí
Niña, entiéndeme,
Yo no te amaba
Al sueño solo amaba
Un sueño del que tú eras el rostro
Pero no el alma.

XIX
Veo muertos por donde voy
Y no se de donde vengo
¿Era yo antes bello?
¿Por qué ahora horrendo?
Guiado por las sombras….
¿A dónde voy?
¿Quién es el que llama?
Que me aturde con sus gritos.
Dios maldiga a mis amigos
Como me maldice a mí
Es todo lo que pido.

5 comentarios:

  1. Es todo muy dublinés =)

    Me han gustado mucho el VII y el último =)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pablo.

    De todas maneras han sido en cierto modo algo precipitado, en estos días prepararé algo más currado sobre Dublin.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Los García nos han salido poetas!

    Me ha gustado mucho el último, también el VI, VII Y VIII:quizás no estén muy currados, pero el truco está en no inventarse sentimientos y tu pareces habérlos sentidos.


    Posdata: Gracias por tu comentario y un beso fuerte para ti también...

    ResponderEliminar
  4. Sin duda alguna me quedo con el IV

    Debes plantearte escribir algo en serio. Lo haces bien.

    ResponderEliminar
  5. Muy bien amigo Carlos, pero en el VII, dejas ver que aún no has conseguido descubrir las propiedades curativas del alcohol.
    Sigue así. Un saludo.

    ResponderEliminar