3 de octubre de 2013

Manifiesto Antiantropocéntrico por una Humanidad Emancipada

¡El antropocentrismo es la raíz de la propiedad privada!

¡Abajo el antropocentrismo!

Sólo una especie convencida de que el mundo entero está hecho enteramente para su disfrute puede disponer de él “totalmente”, dividir el territorio, arrasarlo, extraer de él todo tipo de riquezas y desplazar al resto de seres. Para luego disputar y asesinar a sus pares en virtud de la posesión de lo arrancado con violencia. La especie humana al separarse del resto, irracionalmente se considera autoexcluída del proceso vital y autoemancipada de los ciclos naturales cava su propia tumba.

¡El principio de la separación humana del resto de seres es un principio religioso!

¡Abajo la religión!

Una especie separada del resto lo es sólo dentro de sus pútridas cabezas, esta ilusoria creencia tiene su origen en la enfermedad religiosa. El autoengaño y la mentira religiosa llevan al ser humano más allá de su carne, más allá de los ciclos naturales, hacia un paraíso imaginario mientras convierte el mundo real en un infierno. La enajenación religiosa, el falso contacto con la deidad genera las jerarquías, primero entre el humano y los otros seres vivos, luego entre humanos.

¡El principio religioso enseña a los humanos la autoridad!

¡Abajo la autoridad!

Un jerarca, un rey, un tirano, un alcalde, existen únicamente en el mundo de la separación, en un mundo donde los individuos no son responsables de sus vidas, porque se han separado del medio y la falacia religiosa les ha enseñado a tener superiores. Todo jerarca es un pequeño dios y todo dios es falso, existen porque se enseñó a la gente a obedecer y la gente obedece porque piensa (erróneamente) que el mundo se divide en jerarquía.

Por contra:::

Una humanidad emancipada debe ocupar un lugar equilibrado y dejar vivir al resto de seres, para lo cual debe abandonar la mentira antropocéntrica. Una humanidad emancipada debe crear su propio sentido, para lo cual debe renunciar a toda deidad. Una humanidad emancipada debe estar compuesta por individuos absolutamente responsables de su destino, para lo cual debe renunciar a toda organización social jerárquica.

¡Arriba la emancipación!

¡Abajo el antropocentrismo!



Carlos G. de Castro / coeditor NOTON

No hay comentarios:

Publicar un comentario