3 de abril de 2013

El programa Golden5: qué es, cómo surge y sus conexiones con el 15M


María José Lera · Colaboración para NOTON***

En general, todos los países de la UE se enfrentan a retos parecidos en el ámbito educativo al intentar dar respuesta a las demandas de la sociedad actual, con más diversidad intercultural, social, etc.., grupos más heterogéneos donde las fórmulas tradicionales simplemente no funcionan. La situación actual supone un reto para el profesorado que trata de dar respuesta a una realidad con dos caras; de un lado la necesidad inmediata de atender la diversidad y, por otro ser capaz de atender las necesidades individuales sociales y académicas de cada estudiante. Sin duda, el malestar del profesorado es una realidad en Europa, y no son los únicos descontentos, el alumnado en general también sufre de este malestar. 


Para dar respuesta a este malestar general un grupo interdisciplinar e internacional compuesto por mediadores (Bélgica), psicólogas (Polonia), sociólogas (Italia), orientadores (Noruega), e investigadores en psicoeducación (España), propusimos a la Comunidad Europea la financiación del proyecto Golden5. Fue concedida en el año 2004 y en el 2008 el proyecto ya era un programa, creado, elaborado, puesto en marcha y evaluado; en el 2009 fue premiado a nivel europeo por la Comisión de Cultura y Educación, y actualmente se lleva a cabo en numerosas escuelas del estado español, de Noruega, Polonia, e incluso Palestina, entre otros. 

El Golden5 es un programa psicoeducativo para poner en marcha en el aula que asume que cambiando las relaciones sociales que se dan en la misma, se influye positivamente en muchos aspectos del alumnado. Lo novedoso del Golden5 es la propuesta por una mirada diferente hacia los estudiantes y a la educación en su conjunto. Tres son los aspectos fundamentales: (1) Pone el énfasis en la importancia del profesorado como figura de relevancia en el aula, (2) ofrece una mirada positiva hacia el alumnado, destacando sus fortalezas (y no sus errores), señalando el camino para avanzar garantizando el éxito, teniendo adecuadas expectativas, mejorando  sus relaciones, poniéndose en su lugar, partiendo de los problemas de la comunidad, y (3), con estas actuaciones se consigue mejorar la motivación, la participación, las relaciones en el grupo, y como consecuencia de esto se incrementa el rendimiento académico. Esta mirada Golden también tiene su impacto en el profesorado, quien al centrarse en lo positivo le afecta a tener menos estrés, mostrarse más contento y con una mirada más constructiva sobre su rol y poder en el aula. 

Es un modelo que da poder a las dos partes fundamentales de la escuela, al profesorado y al alumnado; el primero porque descubre que manteniendo unas relaciones basadas en la confianza y en la cercanía, puede controlar perfectamente a su grupo; y el segundo porque vive en un modelo donde sus intereses son importantes, donde son estimulados por aquello que hacen bien, dejando  lo que hacen mal para un segundo nivel, que se trabaja a nivel privado y ofreciendo adecuadas estrategias. 

El golden5 establece cinco áreas para trabajar, que son 1) la gestión del aula, 2) construyendo relaciones, 3) clima social, 4) aprendizaje ajustado y 5) relación familia-escuela. Estas cinco áreas permiten mejorar el clima, la motivación, las relaciones y el rendimiento. Estas áreas se ponen en marcha a través de pasos claves, que son simples, pequeños, como matices pero que provocan cambios enormes en los grupos. El efecto se deja ver al día siguiente, y se explica en el “principio Golden” o poder de las atribuciones positivas, especialmente relevante cuando estas atribuciones se hacen explícitas delante de un grupo, y un aula siempre lo es. 

El profesorado tras entender el principio Golden, comienza con el paso clave “atención positiva”, que consiste en decir en voz alta ante toda la clase, aquello que quiere que se repita. Si la mitad de la clase está sentada, no deberá decir que se siente el resto (destacar lo negativo), sino agradecer y elogiar al grupo porque la mitad está ya sentado (el resto  se sentará al instante). El profesorado descubre que existe una manera fácil para llevar al grupo, solo hay que indicar qué quiere, hacerlo de manera positiva, y buscar ejemplos y situaciones  que faciliten que lo pueda hacer- Con estas actuaciones toma el rol de liderazgo, consigue que el alumnado le siga, no se estresará, y descubre que con cuatro pautas conducir a un grupo es hasta fácil. El alumnado percibe el cambio, y observa que le comentan con una sonrisa que ha llegado a tiempo a clase, y hasta se interesan por su peinado o su piercing. Los temas que le interesan empiezan a ser tratados, observa que el profesorado se pone en su lugar, entiende su perspectiva, propone retos interesantes y con posibilidades de éxito.

Cuando estas pautas se ejecutan y mantienen, el aula cambia, la mirada Golden ha llegado. Es importante explicar porqué se llama 5. El número 5 indica que el estudiante en general tiene que ser tratado como Golden, y nadie podrá quedar sin “brillar”. Es por ello que se le pide al profesorado que de alguna manera registre a quien hace brillar, para que el grupo entero sea considerado Golden, que el grupo completo haya observado como cada uno de sus componentes tiene algo positivo, y que eso se ha dicho delante de los demás. 

Al ser un programa que no exige materiales, ni unidades didácticas, ni ningún recurso extra, consideramos que es novedoso, precisamente por ser “gratis”.  Pero eso no lo hace fácil; sabemos que el profesorado necesita de un impulso, de un grupo de apoyo que se recuerden cada día la mirada Golden, para no caer en el desanimo, para no acompañarse de esa creencia compartida de que no se puede hacer nada, que ya no hay donde mirar, y abandonar, pues esta es la clave, continuar, resistir por algo que sabemos merece la pena. El otro día le pregunté a mis colegas noruegos qué pasaba si no funcionaba con algunos niños o niñas, me respondieron: “no abandones, hay que continuar, si no cambian al principio lo harán mas tarde”, ser más Golden,  fue su respuesta.

La relación del programa Golden5 y el movimiento 15M son tan implícitas como explícitas. Los valores compartidos y defendidos por el moviendo 15M de ejercer una verdadera democracia (lo llaman democracia y no lo es), explicado de manera simple con eslóganes atractivos –no comerciales-, donde toda expresión es válida, la organización por comisiones, la toma de decisiones y debates por asambleas, han utilizado técnicas de grupos y estrategias de organización, que no podemos decir más que son todas estrategias Golden; donde todo el mundo tenía un lugar y su opinión era valorada, con el sentir de que son parte de ese equipo que tiene una meta en común y que sólo con la participación de todos y todas se podrá construir el camino para conseguirlo. Si todos los centros educativos tuvieran estos objetivos, y utilizaran esas estrategias para conseguirlo, estarían actuando para transformar la sociedad, serían Golden. 

Un paso clave que gustó mucho en Sevilla. 

“El Boli verde”: Cuando corrijas hazlo en verde, señala lo que está bien en el examen, destácalo, agradécelo porque eso lo ha aprendido. Lo que aún necesite más atención, señálalo en privado, sin destacarlo y dando orientaciones de qué hacer la próxima vez para que entonces salga perfecto. 

Seguro que así la próxima vez al menos lo intenta con más ganas.

***Maria José Lera es Profesora de psicología en la Universidad de Sevilla
y Coordinadora del programa Golden5 · Este texto fue publicado en la Revista NOTON nº7 (Otoño 2012)

2 comentarios:

  1. Bueno... Y qé qiere decir entonces qe el funcionamiento y la filosofia de una pedagogía aprobada por la unión europea forme parte de un movimiento por la democracia? A nadie mas le chirría esto? El articulo, está puesto para poner en evidencia al 15m o para apoyar a golden5? (dorado 5! Joodeeer...)

    ResponderEliminar
  2. La respuesta està en ser más golden"! Ou-yeaaaah!!

    ResponderEliminar