25 de diciembre de 2012

Sobre la posibilidad de una salida de izquierdas de la crisis



Hay dos “salidas” posibles a la crisis. Una, la pretendida por PP y PSOE, pasa por permanecer en el euro a toda costa, que la deuda apriete pero evitando llegar a la suspensión de pagos gracias a los recortes, nuevos rescates, quitas y reestructuraciones de la deuda, y aguantar hasta que los salarios toquen fondo, como consecuencia del aumento del paro y la eliminación de derechos laborales de la última reforma, y que con ello la inversión y el empleo empiecen a recuperarse, aunque sea muy lentamente, y aprovechar para acelerar las privatizaciones. Esta pretendida salida no sólo sería (está siendo ya) terriblemente lenta y dura para la mayoría de los trabajadores, sino que también sería muy limitada, al permanecer el Estado sin el control sobre la moneda.

Si no se llega a la suspensión de pagos y da tiempo a que el empleo empiece a recuperarse, aunque sea muy tímidamente, el gobierno del PP o un probable gobierno de coalición PP-PSOE podrían mantenerse con el “éxito” de sus políticas de chantaje (“reformas estructurales”) aflojando en unos casos (descongelando los sueldos de los funcionarios o bajando el IVA, por ejemplo) para apretar en otros y continuar con las privatizaciones. 

El gobierno del PP o un probable gobierno de coalición PP-PSOE podrían mantenerse con el “éxito” de sus políticas de chantaje (“reformas estructurales”)

La otra posible salida de la crisis surgiría del fracaso de la primera, cuando el Estado tuviese que declararse en suspensión de pagos y, a consecuencia de ello, salir del euro. Este fracaso no se debería sólo a la tardanza o a la debilidad de la pretendida recuperación, sino también a la resistencia de los trabajadores a los recortes y las privatizaciones.

La crisis afectaría entonces de lleno a las famosas “clases medias” (capas medias y altas de la clase asalariada y pequeños y medianos empresarios) y PP y PSOE perderían una parte sustancial de su apoyo electoral. En esta situación no es descabellado pensar que IU pudiera llegar a superar al PSOE, pero sólo si éste no da un giro a la izquierda, lo que es poco probable teniendo en cuenta la inercia neoliberal de este partido y si el acartonado Rubalcaba cumple su promesa de terminar su mandato y formaliza su virtual gobierno de coalición con el PP.

La recuperación se basaría entonces en la depreciación de las futuras pesetas y la consiguiente recuperación de las exportaciones, las inversiones y el turismo.

Pero la situación derivada de una suspensión de pagos no sólo constituiría una oportunidad para un partido que pusiese en práctica un programa de izquierdas (sea IU o una coalición de ésta con un PSOE que diese un giro a la izquierda en el último momento o con una escisión del PSOE), es decir, favorable a la clase asalariada, sino que este programa sería imprescindible para mantener el “sistema democrático”.

Este programa debería consistir básicamente en una reforma laboral favorable a los trabajadores, un aumento de la progresividad del impuesto sobre la renta, lo que no sólo significa aumentar la carga a las rentas más altas, sino también a las rentas medias altas e incluso a las rentas medias, y del impuesto de sociedades y un fuerte aumento del gasto social.

Actualmente el único partido que podría llegar a tener alguna posibilidad de llevar a cabo este programa es IU. Obcecarse con la denuncia de la clase política y de los partidos en general, incluyendo a IU, imaginar procesos constituyentes o, en el peor de los casos, situaciones revolucionarias, es, en la situación actual, hacerle el juego al bipartidismo y al proyecto neoliberal.


Alfredo Torrado / Colaborador

2 comentarios:

  1. Si ya se vé en los presupuestos de la Junta de Andalucía, donde el bueno de Valderas ha dado luz verde a toda clase de recortes sociales y de salarios y derechos de los trabajadores, sobre todo los del sector público mientras se mantienen las numerosas agencias públicas de enchufados de la Junta, coches oficiales, y el despilfarro de Canal Sur (voceros del régimen). Aparte siendo cómplice de tapar el escándalo de los ERES por tal de seguir calentando un silloncito en la Junta de Andalucía. Chapeau por Valderas e IU.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4/1/13 9:40

    Fijate en izquierda unida de gerena. Yo de coordinador provincial y mi mujer de coordinadora de iu en gerena. Como estos sean los que nos tienen que sacar de la crisis,apañao vamos.

    ResponderEliminar