31 de agosto de 2012

Se ha tomado la rebankia

Raúl Solís · Paralelo36 | Agustina no sabe qué es el déficit, ni qué es la prima de riesgo, ni cómo fluctúan los tipos de interés, ni cómo se crea la inflación, ni la cantidad de dinero público que ha recibido Bankia por especular con la vivienda por encima de la ética. Tampoco ha visto nunca ninguna estadística que hable de desahuciados ni de personas sin ingresos, no le hace falta: ella es el número con vida que da vida a las estadísticas que reflejan cómo la población española –y especialmente la andaluza- vive en la pobreza por encima de lo social y políticamente permitido.



Esta mujer, tímida, insegura y con una vida dura marcada en los surcos de su rostro, es una de las muchas  andaluzas que no necesitan saber de Economía para comprobar hasta qué punto el milagro español de yeso, hormigón y PVC ha saltado por los aires dejando a sus víctimas inocentes en las cunetas del prometido desarrollo económico.

Ella es una de las 6.000 personas que no tienen casa en una provincia donde existen 120.000 viviendas vacías y propiedad, en la mayoría de los casos, de entidades bancarias que han sido rescatadas con el dinero público de los desahuciados de la crisis. Una broma macabra del sistema que ni Agustina ni sus vecinos de ‘La Corrala Alegría’ están dispuestos a consentir por más tiempo.
La situación económica de la familia de Agustina, compuesta por Francisco, su marido, y su hijo Félix,  que mañana cumple la mayoría de edad, agoniza desde que hace tres años y medio Francisco perdiera su trabajo de recepcionista en un hostal que nunca le dio de alta en la Seguridad Social, haciendo así imposible el cobro de la prestación por desempleo.
Desde que Francisco perdiera su empleo, todo se desmoronó. Primeramente, vino el desahucio de un piso de alquiler por el que pagaban 450 euros mensuales;  se mudaron a casa de una hermana de Agustina, de donde marcharon a un albergue municipal del que fueron también desahuciados a los tres meses –tiempo límite de permanencia-. Del albergue, cambiaron su hogar a un punto de la ciudad donde todo el techo es cielo, las paredes se revisten de incertidumbre y el calor de hogar transmuta en frío en el alma.
El ir y venir a ninguna parte cambió hace una semana, cuando Agustina y su familia fueron avisados por Stop Desahucios, Comisión de Vivienda del 15M, de que podían realojarse en un bloque de pisos donde ni vive nadie ni tampoco se ha vendido ninguna vivienda.
“Nosotros estamos dispuestos a pagar, pero un alquiler social de acuerdo a nuestros ingresos”, afirma Agustina, hipertensa y enferma de osteoporosis que “no puedo pagarme ni las medicinas de las que dependo para vivir”. Para poner cordura a esta sinrazón, la humanidad resiste y los vecinos de la calle Feria facilitan, tanto a Agustina como a todos los inquilinos de ‘La Corrala Alegría’, papel higiénico, aceite, un cubo, productos de aseo personal, agua e infinidad de afecto y empatía para aminorar la pobreza a la que las políticas de austeridad están condenando a quienes hasta hace poco “éramos personas normales que trabajábamos y pagábamos nuestras cosas”.
Agustina se emociona al relatar la solidaridad que le ha salvado de la indigencia en la que ha estado malviviendo hasta hace unos días. Y se asoma al balcón para mirar la calle Feria desde la altura del primer piso que habita y del que ayer subió las persianas para hacer pública su nueva residencia y salir del anonimato al que el “milagro económico español” posterga a los protagonistas de las estadísticas en gélidos e inhumanos números fáciles de recortar.

31/08/2012

5 comentarios:

  1. Chapó. ¡Viva la Alegría!

    ResponderEliminar
  2. El inmueble no es de Bankia, es totalmente falso, ni estaba deshabitado, ni la empresa en quiebra. Es de un empresario sevillano, que da trabajo a varias familias, que intenta salir de la crisis como todo el mundo. El edificio estaba en obras para reconvertirlo en Hostal y crear mas puestos de trabajo. Si el movimiento lo ha hecho para ayudar a esas familias... No se dan cuenta en el grave peligro que pone a los trabajadores?? Es que acaso no tienen derecho a ganarse su sustento dignamente?? Ellos tambien tienen familia e hijos que alimentar!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/9/12 2:34

    Esos datos los tienes contrastados o los repites porque lo leiste en El Correo? El Correo tb dijo que era de Bnkia el día anterior. ¿Qué hay que creer? De todos modos este no es el asunto de fondo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo2/9/12 11:35

      Los datos los tengo mas que constrastados, el dia anterior El Correo publico la informacion facilitada por el 15 M. El dia 1 se publica la nota de prensa remitida a los medios por parte de la propiedad. Como q no es el asunto de fondo?? No estamos defendiendo el derecho a una vivienda?? Y si las familias q dependen de ese proyecto pierden su trabajo... Como van a pagar sus hipotecas y mantener a sus familias?? Basta de falsedades!!!

      Eliminar
  4. Anónimo3/9/12 13:58

    El inmueble de calle Feria 158, un activo tóxico de Bankia
    Sobre la finca hay formalizado un préstamo hipotecario de 2.084.333 euros, cuyo periodo de carencia, vencido el 3 de julio de 2012, ha sido prorrogado en 3 ocasiones por la entidad bancaria.

    El titular registral del edificio sito en calle Feria nº 158 es la entidad INVERSIONES PLAZA NUEVA 9, S.L. desde el 3 de enero de 2008. El solar, según certificación del catastro, tiene una extensión superficial de 162 m2. La edificación consta de bajo más dos plantas que alojan 5 viviendas y 2 locales comerciales. La sociedad de inversión titular formalizó para la adquisición del inmueble una hipoteca con BANKIA de 2.084.333 euros de principal. Para que esta inversión pudiera suponer beneficios para esta empresa deberían vender el metro cuadrado a más de de 4.300 euros. Actualmente el metro cuadrado en Sevilla se sitúa en 1.900 euros y en la zona de calle Feria, donde se ubica el inmueble, no supera los 2.200 euros. Ninguna de las viviendas o locales del inmueble han sido vendidas. Por tanto, los datos son claros, el inmueble no tiene salida en el mercado actual. Creemos que el anuncio del propietario sobre un supuesto cambio de uso del inmueble plantea problemas de legalidad urbanística y es económicamente inviable.

    El Administrador Único de INVERSIONES PLAZA NUEVA 9, S.L. es Antonio De Bayas Salas. Tras esta persona se sitúa una sociedad de inversión. Antonio de Bayas Salas es además Administrador Único de otras 7 empresas, y ocupa además cargos de Presidente, Consejero y Administrador Solidario en otras tres sociedades.

    INVERSIONES PLAZA NUEVA 9, S.L. ha conseguido por tres ocasiones prórrogas en el plazo de carencia de la hipoteca concedida por Bankia. Estas prórrogas han tenido lugar en enero de 2010, en enero de 2011 y en enero de 2012, permitiendo de esta forma que no se ejecutara la hipoteca bancaria y, por tanto, la empresa no quebrara. Esto, obviamente, plantea una importante cuestión moral: ¿Cómo es posible que Bankia otorgue este trato de favor a una empresa que también tiene responsabilidad en la crisis y que, al mismo tiempo, desahucie de sus viviendas cada día a familias humildes con escasos recursos?

    La concesión del cuantioso préstamo hipotecario por parte de la entidad financiera -hoy rescatada con dinero público- no ha obtenido amortización de capital en el transcurso de los tres últimos años, pasando a ser una de tantas operaciones no rentables de dicha entidad. Esta hipoteca, por tanto, podría pasar a manos del denominado “Banco Malo” que el Gobierno proyecta en la actualidad crear y financiar con fondos públicos para absorber la deuda privada creada por este tipo de aventuras empresariales.

    Las familias realojadas en la Corrala La Alegría (Feria, 158) reiteran que la razón de ser de su realojo es la necesidad de vivienda digna, derecho reconocido por la constitución; que están dispuestas a pagar un alquiler asequible a su nivel de renta por el acceso a una vivienda adecuada a sus necesidades. Manifiestan además su voluntad de iniciar conversaciones con cada una de las partes afectadas por la acción de realojo. Los materiales de obra que se encuentran dentro de la edificación serán devueltos a la constructora tan pronto lo requiera. Las familias y el 15M en la actualidad están intentando ponerse en contacto con la contratista de la obra para gestionar este asunto.

    Así mismo quieren hacer constar que el movimiento 15 M les ha prestado apoyo en la acción -cargada de simbolismo porque pretende señalar el problema crucial que representa para numerosas familias no disponer de un techo- pero que en todo caso la decisión de realojarse ha sido asumida libremente por las familias de común acuerdo.

    Por último, reiteran que continúan tomándose la ReBankia

    Corrala de Vecinas La Alegría
    Ni gente sin casa ni casas sin gente

    ResponderEliminar