17 de junio de 2012

EN DEFENSA DEL FERROCARRIL PÚBLICO

Siguiendo con la larga lista de recortes, ajustes y ventas del Gobierno del PP, tiene sus ojos puestos en el ferrocarril público (Adif, Renfe Operadora y Feve). Además del resto de empresas públicas que le quedan como Aena, Puertos del Estado, Loterías, etc.


Los contactos que las secciones sindicales representativas en el sector ferroviario: CCOO, UGT, CGT, SEMAF, SF y SCF han tenido tanto con la dirección de la empresa como con representantes del Ministerio de Fomento, no han dado ningún resultado positivo. No nos aclaran si van a acelerar la liberalización del ferrocarril (proceso que ya está en marcha desde hace unos años ), si va a ser una colaboración público-privada como parece que defiende Ana Pastor ( probablemente la inversión sea pública y los beneficios privados ) o una privatización al estilo británico defendida por Luis de Guindos y la Patronal CEOE que defiende los intereses de las grandes constructoras como Ferrovial o ACS y del lobby ferroviario en el que se encuentran Bombardier, CAV o Siemens.



Los trabajadores del sector ferroviario nos oponemos firmemente a la privatización del ferrocarril, conscientes de que traerá como consecuencias:

1-Una merma en el servicio público, a nadie se le escapa que si una empresa privada se hiciera cargo, por ejemplo, de las cercanías de Asturias con criterios puramente económicos no podrían mantener la frecuencia ni la calidad en el servicio.

2 – Un retroceso en los derechos y condiciones laborales de los trabajadores ferroviarios.

3 – Al hilo del primer punto, a las empresas ferroviarias RENFE, FEVE y ADIF se les atribuyen unas perdidas que no les corresponden exactamente. Quien proporciona el servicio público no es RENFE, sino el Ministerio de Fomento, él es quien tiene la responsabilidad y el compromiso con los ciudadanos, RENFE no es más que el instrumento. Ante una posible privatización las subvenciones para mantener dicho servicio público irían con la concesión, es decir pasarían a la empresa privada junto con la gestión del servicio. Este es el objetivo de las grandes empresas  que en definitiva está en línea con la política del PP, pura  ideología privatizadora de la derecha de dar las ganancias a la empresa privada (sus amigos).



Ante todo esto, los ferroviarios vamos a comenzar un proceso de movilizaciones, con una unidad sindical, no muy frecuente pero en este caso, sólida e imprescindible, preocupados por la indefinición en el futuro modelo del ferrocarril y los recortes presupuestarios para 2012.



La primera movilización será una gran manifestación en Madrid el 23 de Junio y a la que nos gustaría que acudierais no sólo los ferroviarios sino todos aquellos que defiendan un ferrocarril público.



Agustín Medina (Ferroviario)



No hay comentarios:

Publicar un comentario