24 de marzo de 2012

“Las izquierdas tenemos que salir del caparazón, salir de nuestra clandestinidad y movernos”

EQUO Andalucía organizó ayer en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Sevilla un debate con la ciudadanía sobre educación, empleo y democracia. Invitaron al acto a Mónica Oltra, diputada de la coalición Compromís en las Cortes valencianas, y el candidato de EQUO a la presidencia, Esteban de Manuel, también estuvo presente.

Los participantes se mostraron muy críticos con el panorama político actual y con la actitud de la ciudadanía ante los cambios que se están produciendo. La necesidad de recuperar la participación ciudadana estuvo presente durante todo el debate. Esteban de Manuel abría el debate preguntándose por el futuro que le esperaba a la juventud. 



Las voces críticas no tardaron en salir. “Llevo años escuchando aquello de educación de calidad, pero calidad qué es”. Esteban respondía a la pregunta haciendo alusión al papel transformador de la educación. “Hoy hay dos visiones sobre la educación: la de la UNESCO y la de Bolonia. Nos forman en valores de competitividad para que las empresas en las que trabajemos sean las más competitivas, sin embargo, desde hace tiempo me planteo cómo puedo transformar la realidad con mis alumnos enseñándoles a tocar nuevas herramientas. Me voy con ellos a barrios con problemas de rehabilitación y con la ayuda de las asociaciones de vecinos y los profesores comienzan proyectos que sirven para rehabilitar esas zonas en beneficio de la sociedad. Eso es para mi criterio de calidad. La calidad depende de los fines que le demos a la educación”.

La situación de los jóvenes y la calidad en la educación trajeron a la memoria al instituto Luis Vives y las manifestaciones de estudiantes en contra de los recortes educativos. Mónica Oltra respondía a las cuestiones que los participantes planteaban. “Me llegó la noticia de las movilizaciones del Luis Vives cuando me expulsaron del Parlamento por el tema de la camiseta. Hablamos con profesores y la directora y acompañamos las movilizaciones en todo momento. La represión de la policía fue brutal, muy violenta. Detuvieron a chavales el jueves y los soltaron el viernes por la tarde. El lunes fue el desaguisado completo. Ahí fue cuando surgió el tema de primavera valenciana y sigue hoy. Están organizados, y no solo estudiantes, también padres y profesores, movilizándose por el tema de los recortes, no sólo en la calefacción. Hace tiempo que no se sustituyen las bajas, a los interinos no les dan plaza, se ha recortado en profesores especializados y no puedes estar en un FP en estas condiciones. No tienen medios tampoco y dime cómo aprenden sin materiales”. Por otro lado, una profesora presente entre los participantes planteó la presión burocrática que reciben los profesores si se salen de las exigencias del programa marcado, una cuestión, que junto a la masificación de las aulas debido al aumento de los alumnos, sin contemplar un aumento de profesores, merma la calidad de la enseñanza.

“Qué movimientos hemos organizado para crear un marco cognitivo diferente, qué movimiento organizado existe. La Institución Libre de Enseñanza estuvo muy bien durante la República. Qué hay ahora. Estamos cosechando lo que hemos sembrado, nos hemos acomodado en el individualismo y no hemos procurado movimientos que aspiren a otros modelos”. Con esta incisiva forma de interpelar se dirigía Mónica Oltra a unos participantes igualmente críticos que entendían que la educación y la democracia necesitan una reforma que no sea la que nos ofrecen desde la política partidista. Mónica concluía esta intervención afirmando que “las izquierdas tenemos que salir del caparazón, salir de nuestra clandestinidad y movernos”. Esteban de Manuel complementó la idea de Oltra añadiendo que “para transformar esas minorías es necesario que se visibilicen y creen redes”.


Entre los participantes, los más jóvenes mostraron su preocupación ante la imposibilidad de cambiar desde las instituciones la situación actual. Un estudiante de periodismo planteaba que son muchos los periodistas que se quejan de las imposiciones de la Junta Electoral Central y la propia Ley Electoral, pero para cuándo una unión de periodistas que rompa con esa dinámica. Tras el estudiante, una mujer entre los participantes tomó la palabra: “somos nosotros quienes transformamos la realidad, desde lo que conocemos. Tenemos que implicarnos en los espacios que sí nos permiten transformar. En los colegios están las AMPAS y eso es un espacio transformador. Desde la ciudadanía, la participación ciudadana y los presupuestos participativos. Hoy la ciudadanía está desarticulada. Conseguir un parque en mi barrio para la mejor calidad de vida de los vecinos y los niños no se consiguió en cuatro días. Tardamos 7 años. Pero hay que moverse”. Oltra coincidía con ella. “En Compromís hemos reflexionado sobre cómo se ejerce el poder y cómo se limita. Entendemos que no sólo es necesario el sentido clásico de la separación de poderes, también el ámbito económico debe tenerse en cuenta. Con respecto al tema de los presupuestos participativos, ¿porqué no le vamos a preguntar a la gente en que quiere que gastemos su dinero? ¿Porqué se trata el dinero común como propio? ¿Porqué se ve bien el hacer obras faraónicos y no entendemos como normal que se nos pregunte qué hacer con nuestro dinero? ¿Porqué no hacemos consejos ciudadanos de control de cuentas públicas? Generaríamos un sentimiento de que el dinero es nuestro. En pueblos pequeños es muy fácil hacer esto, darle voz a la gente. Al final la diferencia estriba entre elegir y decidir.”. Desde el público hubo voces muy críticas con los partidos políticos y los pusieron en su sitio recordando su papel como instrumentos para la realización de la democracia.

24/03/2012 · Marina Agraz · NOTON

7 comentarios:

  1. Lo de ayer, no había más que verlo, estar allí, oírlo... es otra forma de hacer política, con la gente. Insisto CON la gente.

    ResponderEliminar
  2. Pues el hacer comentarios anónimos, sin exponer argumentos y yendo a un sentimentalismo fácil, no parece otra forma de hacer política o de entenderla. Mañana me quedo en mi casa.

    ResponderEliminar
  3. Los argumentos estaban ayer expuestos, no solo mañana te quedas en tu casa, ayer también estabas. Primero podrías valorar el proyecto que gente como Esteban plantean e intentan con su trabajo desinteresado sacar adelante y luego decidir, atacando a la gente que comenta y con esa hostilidad característica de los ácratas inmovilizantes no creo que vayamos lejos

    ResponderEliminar
  4. Ocurre que desde mi punto de vista, desde dentro del sistema sólo hay un tipo de política. Es este un debate largo.

    ResponderEliminar
  5. Yo estuve en el acto y sí que me pareció otra forma de hacer política. Creo que es un proyecto ilusionante y de futuro. Para mí hacer política es uno de los caminos para cambiar el sistema, aunque evidentemente hay otros ámbitos también útiles. Pregunto, ¿no cambió Freud el psicoanálisis haciendo psicoanálisis? ¿No se cambia el arte haciendo arte? ¿No se cambia la lingüística haciendo lingüística? O incluso el fútbol, jugando al fútbol?

    Creo que la política se cambia así, haciendo política

    ResponderEliminar
  6. Hola, que le primer anónimo soy yo. Y no puse el nombre por ir rápido y escribir aquí por primera vez. Soy Abraham, soy de EQUO en Sevilla, voy en la lista simplemente porque el estilo EQUO y lo que propone EQUO (que somos todos porque todos participamos por igual) es una alternativa real y posible a hacer las cosas de otra manera, mejor, y mejor para todos.

    ResponderEliminar
  7. Es una forma diferente de hacer política, entre otras muchas cosas, porque es una forma de hacer política basada en el debate, en el diálogo y en la participación de todos los que quieran sumarse. Es una forma diferente de hacer política en España porque es un partido en continua construcción. Si no, que alguien de aquí me diga que otro partido político español comparte las mismas características de horizontalidad e independencia que tiene Equo, porque puede ser claro que exista y yo no la conozca.

    ResponderEliminar