13 de octubre de 2011

15-O. El Estado del malestar

Mientras la ideología neoliberal flota en el mundializado aire, un fantasma recorre – esta vez – el mundo, la indignación global.

Islandia, Túnez, Egipto, España, Grecia, Israel, Chile, Brasil, India, Irlanda, Portugal... y así podría seguir hasta decir Estados Unidos. En todos estos países se vienen produciendo procesos de indignación, que si bien tiene múltiples diferencias y causalidades endógenas, pueden entenderse en el marco un mismo cabreo. Quizá el último de estos movimientos, surgido en el corazón del capitalismo, sea el que haya acertado más en el foco de su protesta, apuntando su indignación hacia el alma de los mercados financieros, Wall Street.

El movimiento #occupywallstreet, también conocido como 'We are the 99%' - en referencia al 1% de la población norteamericana que controla el 40% de la riqueza del país - parece crecer exponencialmente en los últimos días tras tomar una estética y una estructura similar a la de la #spanisrevolution o el llamado Movimiento 15M. Y es que los 'ocupas' americanos están tomando las plazas y acampando a lo largo y ancho del país, llamados por la proclama 'Occupy Together' (Ocupemos juntos).

¿Qué hace que (especialmente) los jóvenes de países con circustancias tan diferentes estén convergiendo en procesos, métodos y protestas tan similares? Algunas respuestas las encontraremos en la red, en la globalización, en las almoadillas, las arrobas y los Treding Topics; pero es necesario mirar un poco más al fondo y comenzar a cuestionarse si detrás de la crisis que empezó siendo financiera se esconde una crisis civilizatoria global. 

La 'Democracia realmente existente' ha dejado de ser garante de derechos y libertades, incluso en el mundo occidental, mientras el modelo de sociedad del bienestar fracasa estrepitosamente (Recortes en servicios sociales, precarización del empleo, altas tasas de paro, privatización de la dependencia y la jubilación...) y las institituciones tradicionales como el Estado, la Justicia, la Administración y el Mercado están tan lejos de las nuevas generaciones que la desconfianza generada parece imposible de desandar.

Si bien nos cuesta percibir una antítesis clara, cada vez resulta más evidente que la Tesis actual, la ideología latente, el neoliberalismo, es insostenible e insoportable. Este sentimiento, en gran parte de desengaño, es el fantasma que recorre el planeta y que ha derivado en la primera convocatoria de movilización mundial coordinada de la historia, la llamada es el 15 de octubre, fecha para la que hay más de 600 convocatorias en 50 países diferentes. Se prentende que el 15-O sea un importante impulso para un cambio, que quizás ya haya comenzado en el interior de cada uno de nosotros.

13/10/11 · Pablo G. de Castro · NOTON (texto publicado en Montilla Digital)

No hay comentarios:

Publicar un comentario