23 de septiembre de 2011

Dora García, Karmelo Bermejo, Nuria Güell y Santiago Sierra presentan sus proyectos en la 29ª Bienal de Artes Gráficas de Ljubljana

Hoy se inaugura en Ljubljana la 29ª Bienal de Artes Gráficas, organizada por el Centro Internacional de Artes Gráficas (MGLC) de la capital eslovena. Este año el evento trata sobre el “Acontecimiento” como medio del arte contemporáneo. Los proyectos se presentan bajo cuatro grupos basados en los siguientes temas: violencia, generosidad, vacío y búsqueda de lo sagrado y ritual. El objetivo es conseguir una mejor comprensión teorética del “Acontecimiento” como medio de expresión y como aparato funcional de las instituciones de arte contemporáneo.
© Núria Güell, Fuera de Juego, 2009
Los artistas españoles presentan los siguientes proyectos:


Dora García: “Roba Este Libro”, 2009 (Instalación)
El proyecto de Dora García “Roba Este Libro” es un libro, una escultura y una instalación interactiva. Un proyecto todo en uno: “El libro” –un homenaje al manual radical anti-sistema de Abbie Hoffman que lleva el mismo título – documenta once proyectos de la artista a través de su correspondencia personal con sus colaboradores, los artistas que participaron en distintas ocasiones en proyectos que García ha instalado en distintos espacios públicos. La documentación en la que García y sus colaboradores tratan de averiguar de la forma más precisa posibles personajes y situaciones puede leerse a veces como un guión para futuras ocasiones. “El libro” puede adquirirse en librerías especializadas en todo el mundo; sin embargo, en la exposición, se presenta bajo la forma de una instalación escultórica construida con muchos libros con el título “Roba Este Libro” escrito en letras grandes y claras, que parece incitar al espectador a cometer un robo, hecho que nos sitúa en una posición ética ambivalente. ¿Se permite robar el libro? ¿Estamos, de hecho, obligados a robar? ¿En qué caso estaríamos rompiendo las reglas?


Karmelo Bermejo: “3000 euros de dinero público gastado en la compra de libros de Bakunin para quemarlos en una plaza pública”, 2007:Video, 4’
Destacan en cada título de los proyectos artísticos de Bermejo las condiciones de la producción en la que trabaja como artista; además sus títulos describen los temas habituales a los que recurre con su obra. En su proyecto “3000 euros de dinero público gastado en la compra de libros de Bakunin para quemarlos en una plaza pública”, utiliza el dinero público obtenido para financiar su producción artística – de forma extraña y sorprendente, para comprar y destruir los libros – con el fin de apoyar los editores y distribuidores de literatura anarquista. De esta forma, incorpora en el acto aparentemente sin sentido de la quema y destrucción de libros la relación capitalista entre la oferta y la demanda. De forma similar, en el proyecto “Completo” crea una imagen de absurdidad total, de privatización, y de pérdida sin sentido cuando compra por adelantado todos los asientos del autobús que hace el trayecto regular de Bilbao a Madrid, de forma que el autobús sale de la estación vacío. Toda la gente que quería viajar se queda sorprendida y enfadada en la estación: tiene que modificar sus planes del día, cancelar las citas, encontrar otras formas para llegar a Madrid, etc., hechos que provocan una ola de acciones con consecuencias económicas. El artista, mientras, instala una cámara de video estática para filmar el viaje con el autobús vacío, que dura más de cuatro horas, hasta llegar a Madrid. En su obra, Bermejo crea situaciones contradictorias éticamente cuestionables – una práctica que se basa en su convicción de que el arte debe ser profundamente irresponsable-. Sus trabajos hacen referencia principalmente a la dimensión económica del arte y a su implicación de forma amplia en el sistema social; de forma inventiva Bermejo encuentra espacio para sus proyectos de provocación.


Núria Güell: “Fuera de juego”, 2009
En Girona, Güell contrató a un inmigrante ilegal (contrato n° 1) para jugar al escondite durante una exposición en la galería del Centro Cultural La Mercè. Si los visitantes querían jugar, siempre eran los que tenían que buscar, mientras él se escondía. Con este contrato pudo dejar de esconderse de la policía ya que le permitió legalizar su residencia (contrato n° 2). El contrato de trabajo (sin contrato nº 1) se realizó en uno de los muchos lugares de la ciudad donde los inmigrantes desempleados se reúnen de madrugada para ofrecerse como jornaleros. Como en cualquier juego, hay los que fijan las reglas y los que las cumplen. “Fuera de juego” es una metáfora de la fragilidad y el abandono que sufren los inmigrantes ilegales hoy en día en España y sobre el utilitarismo de la política de inmigración. En este proyecto, Güell plantea una estrategia común del capitalismo: utilizar el aspecto lúdico de los juegos para encubrir fines sociales, políticos y económicos.


Santiago Sierra: “Entierro de diez trabajadores”, 2010
La obra de Santiago Sierra expone la injusticia de los sistemas sociales y económicos. Al mismo tiempo, la precisión estéril de su trabajo se basa, en términos formales, en el legado del minimalismo. Presta especial atención a la economía del trabajo en el mundo global neoliberalista, aunque él mismo utilice a los seres humanos como cualquier otro tipo de mercancía. El “material” para sus trabajos son trabajadores físicos mal pagados, a quienes coloca en diversas situaciones sin sentido y a menudo humillantes, explotándolos para su arte de la misma forma que lo hace el sistema económico. Como resultado, su trabajo a menudo bordea el límite de la aceptación social y de lo políticamente correcto. Por lo general se interpreta como una crítica al capitalismo y, especialmente, al sistema del arte.


Sus obras ponen al espectador de la galería en una posición desagradable, despertando sentimientos de malestar e incluso culpa. “Entierro de diez trabajadores” se realizó en Italia en 2010. Para el proyecto, Sierra contrató a diez hombres de Senegal que vendían de forma ambulante en las calles y playas de Livorno. Eran trabajadores precarios, sin derechos ni documentación legal. En la orilla de la zona industrial de Calambrone enterró a los hombres con arena hasta el cuello y documentó el proceso con una serie de fotografías en blanco y negro. Quiso hacer una paráfrasis del monumento de Livorno a Fernandino I de Médicis, cuyo pedestal lo sustentan cuatro estatuas de cuatro hombres africanos y se conoce popularmente como el “Monumento de los Cuatro Moros”.


Fuente: Embajada de España en Eslovenia


Titulo: 29ª Bienal de Artes Gráficas de Ljubljana
Sede: Centro de Artes Graficas
Ciudad: Ljubljana
Pais: Eslovenia
Fechas: Del 23 de septiembre al 20 de noviembre del 2011

1 comentario:

  1. Si el nùcleo de nuestra crisis reside en la falta de ètica,no puedo compartir con Karmelo que el arte pueda ser irresponsable...Para decirlo sin adornos,el bien se ve desplazado,y en su reemplazo se favorece lo ùtil.
    Santiago me gusta tu coherencia.

    ResponderEliminar