13 de enero de 2011

La venta de armas aumenta en Arizona tras la matanza de Tucson

Fuente Público
Miércoles 12/01/11
PABLO MACHUCA

Dos días después de que Jared Lee Loughner matase a seis personas con una Glock, se vendieron un 60% más de este tipo de armas que el mismo día de 2010.

El pasado 8 de enero, Jared Lee Loughner entró en un centro comercial de Tucson (Arizona, EEUU) con el fin de asesinar a la congresista Gabrielle Giffords. Loughner se llevó por delante la vida de seis personas e hirió gravemente a Giffords.

Dos días después de la tragedia, la venta de armas en Arizona aumentó un 60% en comparación con el 10 de enero del año pasado, según informa Bloomberg. "Estamos doblando el volumen de ventas de un día normal", asegura Greg Wolff, dueño de una tienda de armas en ese estado.

Wolff dice que una estampida de nuevos compradores ha visitado su establecimiento para comprar por casi 500 dólares la Glock, el tipo de arma que usó Loughner en el tiroteo.

El incremento de la venta de armas en Arizona es el segundo mayor del año en todo el país (a principios de año se alcanzó una subida del 65% en Ohio), según los datos del FBI. Estos mismos datos aseguran que la venta de armas ha aumentado en un 5% en 2010.

Arizona, el más permisivo


Arizona es, de hecho, el segundo estado con más muertes con armas por cada 100.000 habitantes, con 15, solo por detrás de Mississippi, con 18,3. Además, es el estado con las leyes más permisivas de Estados Unidos con respecto a las armas de fuego, según una lista que publicó hace unos días The Daily Beast, con motivo de la matanza.

Este tipo de reacción entre los estadounidenses no es nuevo. En 2007, tras la masacre del Instituto de Virginia en la que murieron 32 personas, la venta de armas también subió.

Pese a que pueda parecer un fenómeno producto de un día, no es así. La opinión de los estadounidenses respecto a las armas ha variado en los últimos años, pero hacia una mayor permisividad.

Según publicó Gallup el pasado 22 de noviembre, los ciudadanos de Estados Unidos quieren leyes menos restrictivas y un mejor y más fácil acceso a las armas. Desde 1990 hasta 2010, el porcentaje de quienes piden leyes más restrictivas ha descendido del 78% al 44%. Los que quieren que la situación siga como hasta ahora ha subido del 17% al 42%.

Preguntados por si estarían a favor de crear una ley que prohibiera la posesión de armas para uso personal, la mayoría de los ciudadanos han cambiado su opinión desde principios de los 90. Entonces, solo un 36% se negaban, mientras que ahora lo hace un 69%. El porcentaje de quienes estaban a favor ha descendido del 60% al 29%.

1 comentario:

  1. Otra muestra más de que el miedo y la ignorancia sólo puede llevar a más miedo y violencia. ¿Cómo era "eso" de la guerra de las galaxias que decía que algo así como que la ignorancia lleva al miedo, el miedo lleva al odio y el odio te lleva al "lado oscuro"?

    ResponderEliminar