2 de noviembre de 2010

Mis concejalas tienen los glúteos duros

El Punto Vicent
Vicent Mollins

Ilustración de Juanjo Sáez
Me gusta bastante Juanjo Sáez, un dibujante barcelonés con apariencia de joven eterno que comenzó a hacerse famoso gracias a las hostias hacia el moderneo ibérico. Juanjo Sáez se publicita como un perezoso que más o menos vive del cuento y al que más o menos han largado de todos los periódicos. De El Mundo lo dejaron de llamar porque manchaba al PP con los fluidos negros del Prestige. El País sólo lo mantuvo un mes en nómina porque Juanjo Sáez se tomó demasiado en broma a El País.
Las viñetas de Juanjo Saéz son bastante primarias. Sus personajes no tienen bocas ni ojos pero dicen cosas inteligentísimas. Justo lo contrario que buena parte del cuerpo de alcaldes de España. No tengo ni idea de si el semanario británico The Economist (que cada semana incluye un mamporro a la política española) ha llevado a sus páginas algún reportaje bajo el título “¿Por qué los alcaldes españoles son tan bocazas?”. Deben escribirlo. Hay excedente de material.  
León de la Riva, alcalde de Valladolid, no está solo en casa. Su asqueroso “cada vez que le veo la cara y esos morritos a Pajín, pienso lo mismo” tiene competencia. Aquí un surtido. Heliodoro Gallego, alcalde de Palencia: “mis concejalas tienen los glúteos duros”. Julián Lanzarote, alcalde de Salamanca: “¿es que Fernández de la Vega no tiene espejo en su casa?”. Agustín Navarro, alcalde de Benidorm: “con todos los maricones que hay en Benidorm, no sé para qué van a venir más”. Pedro Castro, alcalde de Getafe: “los votantes de la derecha son unos tontos de los cojones”. Carlos Pascual, alcalde de Pego: “no pegaría a una mujer, pero si estuviera buena le pegaría una buena vergá”. Los alcaldes, es un hecho, comienzan a perder la presunción de inteligencia.

Leer las columnas de Vicent Mollins Aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario