30 de septiembre de 2010

Sevilla en huelga


 Redacción: Marina Agraz

Las sedes de los sindicatos mayoritarios se podían ver bulliciosas desde las 23:00 de la noche del 28 de septiembre. En la sala de teatro La imperdible, CC.OO citó a los trabajadores para reunirse en asamblea y organizar los piquetes informativos que se desarrollarían a lo largo de la noche por la ciudad. El recorrido a realizar: Mercasevilla, las cocheras de Tussam y el Corte Inglés de la Plaza del Duque. El Partido Comunista e Izquierda Unida se unieron a los trabajadores para demostrar que una salida por la izquierda es posible.
En la primera parada, las banderas rojas repartidas por Comisiones y UGT ponían freno a la entrada de camiones en el mercado. Los trabajadores estaban en huelga. Llamaban la atención las tiendas de campaña de los prejubilados de Mercasevilla, que llevan acampados en la puerta del mercado más de tres meses, sin respuesta aún de la Junta, que les adeuda más de 9.000.000 de euros. Detrás de las tiendas pudimos verles, ofreciendo café, refrescos y algo que picar a los trabajadores concentrados en piquete. Hasta las 4:00 de la madrugada, los trabajadores protestaron por el cumplimiento de sus derechos en las puertas de Mercasevilla.
La segunda parada, las cocheras de Tussam. El piquete informativo estuvo cercado por un cinturón de antidisturbios, que no dudó en pasearse con pistolas lacrimógenas ante los trabajadores. El excesivo despliegue policial, ante una protesta pacífica, no pasaba desapercibido.
En torno a las 5:00, se agrupaban en la SE-30 más trabajadores. El tráfico aún era escaso y mientras la quema de neumáticos se consumía, la policía esperaba cargada con pelotas de goma en las furgonetas. Los piquetes se ramificaban por la ciudad. Mientras tanto, en las puertas de Carrefour se reunía el SAT. Llegaron furgonetas blindadas. Muchos de los trabajadores concentrados en la SE-30 escaparon de la carga, pero fueron cacheados en los aparcamientos del centro comercial. A las 7:00 de la mañana del 29 de septiembre, se concentraban en la antigua sede del BBVA otro grupo de trabajadores. Nos acercamos a hablar con ellos. Se quejaban de las mentiras que habían mostrado los medios de comunicación sobre el apoyo a esta huelga y la imagen violenta que mostraban de los trabajadores. A la misma hora, SAT y MAE se concentraban en las puertas del Rectorado de la Universidad de Sevilla. Los antidisturbios llegaron cargando y no dudaron en entrar en la Universidad para agredir a los alumnos.
A las 10:00, los trabajadores de los distintos piquetes se apiñaban frente a las puertas del Corte Inglés del Duque. La policía rodeaba el edificio, mientras que los clientes del centro comercial saludaban con sorna al piquete. En la sede de CC.OO ofrecían café, refrescos y algo sólido que llevarse a la boca para llegar activos a la manifestación que partía a las 12:00 desde Plaza Nueva. El número de trabajadores que llegó a la plaza, aumentó en cuestión de minutos. Miles de banderas rojas bañaban la Avenida de la Constitución en su recorrido hacia el Palacio de San Telmo, mientras que sindicatos minoritarios como CGT o Corriente Roja, abogaban por la segunda huelga general ante el abuso de los mercados. Fue desilusionante ver como en un par de horas, mientras todos esos trabajadores volvían a su casa a descansar, las tiendas abrían de nuevo. La huelga general había terminado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario