23 de octubre de 2010

Crónica del acto sobre el PGOU de IU-Gerena

Carlos G. de Castro

En la tarde de ayer, varias decenas de vecinos acudieron al acto público organizado por Izquierda Unida en el Instituto de Gerena sobre el nuevo PGOU, a un mes de que finalice el plazo para la entrega de alegaciones a este proyecto, aprobado de forma unilateral por el PSOE. La presentación fue realizada por el arquitecto Ventura Galera, experto en temas de ordenación urbana, y contó con una activa participación del público, que de forma reiterada planteó sus dudas sobre el PGOU, reservas que iban desde lo particular a lo global, cuestionando un modelo basado en el coche y el ladrillo, filosofía que inunda toda la nueva ordenación.

El PGOU es la figura máxima que hace un municipio para ordenar su territorio (campo y ciudad), y por tanto debería contar con la máxima participación ciudadana. Sin embargo, para el coordinador provincial de IU en Sevilla, Manuel Gutiérrez Arregui, no se ha dado el tiempo suficiente para que la oposición estudiara el proyecto con detenimiento antes de su aprobación en el pleno y menos aún para que los vecinos participaran en el desarrollo del mismo, ahora sólo queda el recurso a las alegaciones, «se pidió aplazar la aprobación para tener más tiempo. Ha habido mucha prisa». Además el coordinador provincial hizo hincapié en las diferencias con el PGOU anterior que fue aprobado por unanimidad, siendo fruto del consenso y la participación; algo absolutamente necesario porque «está en juego el futuro de nuestro pueblo».

Galera ofreció a los asistentes una exposición de un modelo basado en el crecimiento desmesurado que pretende convertir Gerena en una ciudad dormitorio, frente al modelo actual humano y habitable. Lejos de aprovechar el propio núcleo urbano se plantea un crecimiento alejado de dicho núcleo, generando grandes zonas no consolidadas, como ocurre al oeste del municipio, dónde el nuevo PGOU permite bolsas urbanizables que son prácticamente de la misma extensión que el área urbana actual. Nuevas edificaciones que deberán ser conectadas por carretera y que sólo podrán comunicarse con el pueblo actual mediante el uso del coche. Aquí es dónde se instalarían 700 u 800 viviendas del POTAU, viviendas de VPO, qué son para el área metropolitana, no para la población local. Estas viviendas, situadas en el área de oportunidad, han sido solicitadas por el ayuntamiento y no parten de una necesidad interna del pueblo. Además ocurre que se sitúan en zonas de olivar de gran riqueza agrícola y su construcción acarrearía la destrucción de miles de olivos, perjudicando a quienes viven de su recolección.

Esta misma lógica se extiende también al crecimiento industrial, aunque de forma algo más moderada, se plantea una enorme ampliación del polígono industrial de la Fontanilla, en un momento en el que gran número de sus naves se encuentran aún vacías.

En cuanto a las zonas verdes, las cuales en la actualidad se encuentran por debajo del mínimo exigido, el nuevo PGOU plantea su desarrollo en zonas inundables próximas a los cauces de los arroyos. Sin embargo, en lugares como la Piedra Caballera no se respeta el cauce del arroyo Garnacho, algo que ya denunció Gerena Verde en su blog el pasado 28 de septiembre.

De modo general, de la ponencia de Ventura Galera, podemos extraer cuatro problemas principales del Nuevo PGOU:

1. EL MODELO DE CRECIMIENTO
No se tiene en cuenta la capacidad actual de crecimiento del propio pueblo. Gerena tiene una capacidad interna para generar unas 500 viviendas, más otras 1600 viviendas de suelo ordenado de las cuales la mitad está aún pendiente de uso. Aún así se plantea la posibilidad de construir 4000 viviendas, lo cual, si se vendieran todas, haría aumentar la población en 9000 habitantes. Esto contradice los límites de la actual legislación que obliga a no superar en los PGOU un crecimiento del 30 o el 40 % como máximo (sin obligar a llegar a esta cifra). Hay que recordar que en la época del boom inmobiliario el crecimiento de Gerena no ha llegado al 20 % y ahora se plantea la posibilidad un crecimiento superior al 140 %.

2. MODELO INSOSTENIBLE
Las nuevas construcciones generarían un modelo insostenible, basado en el uso del automóvil. El Ayuntamiento da por hecho que se va a coger el coche y plantea la construcción de nuevos circuitos de carreteras al alejar las nuevas zonas del núcleo actual.

3. INSUFICIENTE PROTECCIÓN PATRIMONIAL EN EL CASCO HISTÓRICO
El casco histórico debe ser conservado. Catalogar una docena de casas no es preservar el casco histórico. Preservar el casco es eliminar contaminación de cables y evitar la presencia excesiva del automóvil en la zona, además de crear un plan general. El PGOU se centra en el crecimiento urbano, pero no ofrece un proyecto global de protección del centro histórico «¿Si esto no lo hace el plan general quién lo va a hacer?». En este sentido es relevante la situación del palacio. En este lugar se plantea afianzar lo privado frente a la gestión pública de la casa palacio, «¿Si se consolida una inversión privada, cuando será de uso público?» Además, la intervención planteada en este lugar podría dañar gravemente la imagen de Gerena, su fotografía quedaría alterada de modo irreversible.

4. INSUFICIENTE PROTECCIÓN AMBIENTAL DEL SUELO NO URBANIZABLE
Es el caso de por ejemplo la Dehesa. La Dehesa no es pública, al ser un lugar de uso tradicional podría haberse realizado una actuación sobre la zona para acercarla al pueblo y favorecer su uso recreativo por parte de la población al tiempo que se desarrollasen medidas para su conservación. No se ha hecho. En cuanto a la mina ésta se menciona de forma Light, no se habla de ordenamiento y no se limita su crecimiento. El PGOU no debería olvidarse del campo.

¿OTRO MODELO ES POSIBLE?
«El PGOU debería ser una oportunidad para definir un modelo de ciudad».


Quizás, lo más interesante de la presentación de Ventura Galera, fue no limitar la misma a la crítica en negativo del Nuevo PGOU. Durante el acto se perfiló un sentido crítico constructivo que permite vislumbrar un modelo de crecimiento alternativo al planteado por el PSOE. La cuestión fundamental es plantear que escala de pueblo queremos, si una escala humana y habitable, o una escala diseñada a medida para constructoras y automóviles.

Frente al modelo de crecimiento acelerado propuesto, basado en el uso del automóvil y el ladrillo, se puede plantear uno distinto basado en la integración del territorio, a través de un crecimiento moderado y sostenible. Para ello se podría fomentar la capacidad interna de crecimiento del pueblo, potenciar la construcción a pequeña escala en solares dentro del casco urbano y la autoconstrucción, cohesionar las calles ya levantadas, así como desarrollar fórmulas para habitar las viviendas que existen y no tienen inquilinos en la actualidad. Además de esto, se podría fomentar el crecimiento urbano hacia el este, en dirección al polígono de la Fontanilla, allí existen espacios de menos interés agrícola que al oeste, y son terrenos ya degradados por la actividad en las canteras. Construir al este daría más cohesión al casco urbano y además las nuevas viviendas estarían más cerca de la autovía, lo que disminuiría el trasiego de tráfico en el pueblo y su entorno. Con estas medidas no sólo se cambiaría la filosofía de ciudad, se podría dar salida también a problemas existentes hoy y que el Nuevo PGOU ignora, como son: la movilidad, el tráfico, la presencia de solares abandonados y la existencia de calles no consolidadas.

El Nuevo PGOU plantea además la construcción de grandes instalaciones deportivas también al oeste, instalaciones que al estar alejadas del núcleo urbano obligarían nuevamente al uso del automóvil para llegar a ellas. Frente a este tipo de construcciones, un modelo a escala más humana, podría fomentar la construcción de instalaciones más modestas por barrios, que además de acercar las prácticas deportivas a los vecinos harían el acceso más sostenible.

En definitiva Gerena debe crecer pero de forma razonable y de acuerdo con su crecimiento natural. Y sólo es razonable crecer cuando se ha agotado el crecimiento interno. Lo contrario es realizar un PGOU a la escala de las grandes constructoras, que representa grandes oportunidades de negocio no precisamente para la gente de aquí, y que repite en Gerena los errores del aljarafe: coches, ladrillo y especulación urbanística.




Otras Noticias Relacionadas
Jmmlimia´s ideas: Hay que parar este PGOU

4 comentarios:

  1. Muy buen resumen Carlos. Veo que fuiste una "esponja".

    Aunque Ventura estuvo muy bien en general, se dejo muchas cosas en el tintero, y no se entro en profundidad en temas de enorme importancia.

    El jueves, en el acto de GERENA VERDE, saldrán muchas nuevas "perlas" de este PGOU que tenemos reservadas como "Traca final" en vivo y en directo. Los asistentes saldrán son los vellos de punta.

    Un saludo...

    ResponderEliminar
  2. Luis Miguel González24/10/10 21:50

    Hola Carlos.

    Te felicito por el trabajo periodístico.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Buen trabajo, Carlos.

    La charla y el debate fueron muy interesantes.

    Saludos.

    ResponderEliminar