12 de enero de 2013

Viaje video-político (#NRVP)



Hacía tiempo que no viajaba tanto. Gracias a unos pequeños ahorros y a un proyecto en ciernes, he estado viajando desde el mes de marzo hasta junio, y es quizás por la distancia que le provoca a uno el mirar desde fuera, y por las ansias de compartir, por lo que este artículo tiene la esencia de un diario de viaje.

Al igual que el viajero atento, lo importante de los viajes suele residir en el propio camino y no tanto en el destino final. En mi caso, con un itinerario formado por varias paradas que trascendían entre España y Latinoamérica esta opción fue más que nunca la clave de mi experiencia.

Los motivos de mi viaje, no vienen al caso en estas líneas, pero conllevaba ciertas obligaciones sociales, búsqueda de material, (archivo, biografía) y una sana intención de tocar con mis propias manos ciertas energías que dejó el pasado 2011, con su convulsión política en varios puntos de la geografía.

Los motivos de mi viaje, no vienen al caso en estas líneas

El mes de marzo contaba con una visita relámpago a la costa del levante. Inicié en Barcelona entonces un idilio que me acompañó hasta mi vuelta a Sevilla. Justo el día de mi llegada, y tras dejar las maletas en casa de mi anfitrión, fuimos a dar un paseo para recordar viejos tiempos y hablar de cómo cambian las calles y a su vez siguen estando igual. Por casualidades del camino acabamos en un sitio llamado Antic Teatre. Una mezcla entre bar, café y teatro que en ese mismo instante estaba a punto de presentar un festival de vídeo llamado #NUEVAS REALIDADES VIDEO POLÍTICAS.

Ante un aforo de unas 100 personas, presentaron un programa de vídeos divididos en varias áreas temáticas. Tras las proyecciones me acerqué a sus coordinadores y me explicaron que se trataba de una convocatoria realizada desde el Laboratorio de Creaciones Intermedia de la Facultad de BBAA de la UPV de Valencia, que a pesar de su descripción institucional, había sido realizado de forma independiente y altruista, con presupuesto orientado a una publicación y utilizando las redes sociales como método de aunar material y convocar. Entre los nervios del estreno me explicaron el surgimiento de la idea.

La premisa era sencilla. Tras los primeros días del 15M, Hernán e Iker (que así se llamaban los coordinadores) comienzan a vislumbrar una cantidad de material audiovisual de gran valía narrativa e incluso estética, pero sobre todo muy ligado a una serie de necesidades que conllevaron los primeros días de la ocupación de las plazas. La noción de información desde los mass media, fue superada por las redes sociales y los materiales autoproducidos y compartidos una y mil veces, creando comunicaciones rapidísimas entre ciudadanos y creando incluso noticias para los mediosoficialesque se servían de estos vídeos para documentar cargas policiales, asambleas etc
Esto se les fue de las manos, y captó energías en otros países creando un proyecto que a coste prácticamente cero, visitaría más de 17 ciudades y crearía un foro momentáneo de pensamiento en cada sede.

Después de la proyección, uno se queda tocado. Fueron casi 40 vídeos de diferente índole formal y conceptual, pero cada uno (de unos 5 minutos) nos proporcionó de pinceladas suficientes para suscitar intereses, y en mi caso, el concepto de red que quería trabajar en mi viaje, comenzó a verse satisfecho apenas había comenzado.
No pude quedarme para la sesión del día siguiente, tenía que viajar a Buenos Aires donde estaría casi un mes trabajando.

Mis días en la capital Argentina trascurrían con el gusto que le da a uno encontrarse lejos de su realidad de vez en cuando. En una de mis múltiples tardes anodinas de viajero solitario decidí acercarme al barrio de San Telmo para ejercer de turista que busca regalos para sus amistades. En un alarde de rebeldía, opté por pasar de largo de las tiendas que me ofrecían antigüedades, y dirigirme al Museo de Arte Moderno de Buenos Aires. No es que yo sea un asiduo al cubo blanco como centro de cultura, pero son cosas que se hacen en la distancia.

Mis días en la capital Argentina trascurrían con el gusto que le da a uno encontrarse lejos de su realidad de vez en cuando

Me encontré con una mesa redonda en la que participaban entre otras Gabriela Golder y Carolina Golder, esta última miembro del Grupo de Arte Callejero (un colectivo de gran actividad artística-política durante los años 90). Entré justo en el momento en el que Carolina defendía una posición muy concreta en contra de la intendencia de la ciudad, y más concretamente sobre la validez del proyecto que presentaban en ese momento y del que ellas eran parte. Cuestionó cómo la institución (gestionada en este caso por la derecha) desactiva el discurso político, convirtiéndolo en contemplativo. En ese instante dieron por finalizada la charla, apagaron las luces y sobre la pantalla se proyectaba #NUEVAS REALIDADES VIDEOPOLITICAS

Cuestionó cómo la institución (gestionada en este caso por la derecha) desactiva el discurso político, convirtiéndolo en contemplativo

Bogotá me recibió como siempre, con toda su extensión y con el cariño que recibe uno a sus viejos amigos. Yo andaba un poco triste, era 11 de Mayo, casi un año del 15M y se había organizado en España una celebración para el día 12 que seguro conllevaría una nueva puesta en común de sudores y sueños en decenas de plazas.
Para paliar la morriña y el cansancio que acumulaba después de tantos días, me invitaron a acudir a un centro cultural en el que se iban a llevar a cabo varias actividades. Entramos en un momento de las actividades en las que varios asistentes debatían sobre la validez de los formatos de vídeo corto, la existencia de la identidad de un trabajo audiovisual latinoamericano sin europeizar e incluso algo que me llamó la atención, la idea de que el 15M podría haberse convertido en un movimiento mediático. En ese momento me di cuenta de que me había perdido algo muy jugoso un rato antes, pedí a una chica de dos sillas a mi izquierda que me pasara un folleto de los que se anunciaba.Centro Cultural la REDADA, coordinado por Antena Mutante. #Nuevas Realidades Video Políticas. Todo comenzaba a encajar.

Ese mismo domingo me despedí rumbo a España. Pasé aquella semana en Madrid, esperando rascar un poquito del símbolo de la plaza SOL, retumbando en mi cabeza aquello que había oído en Bogotá. No como algo malo, si no como una reflexión del uso de la imagen, de la construcción del símbolo y de su permanente reciclaje para múltiples usos. ¿Se podía hablar de una identidad latinoamericana audiovisual?, ¿es positivo que un movimiento sea mediático?¿Cuáles son los media en los que debemos ser relevantes?
Entre tanta pregunta, decidimos acercarnos a Lavapiés. Tras una cerveza comenzamos a andar y acabamos paseando por embajadores. Mi acompañante me sugirió acercarnos a un sitio que yo conocía pero no había visitado. Matadero Madrid.

Repleto de apuntes, emails, libros y notas, solo pensaba en volver a casa y estar tranquilo, pero aquella última semana no iba a ser relajada. En Matadero (un modelo de creación cultural a estudiar) sucedían varias cosas. Me acerqué a la presentación de un libro en una de los espacios abiertos. Busqué una silla para sentarme (aun a sabiendas de que mi capacidad de atención estaba muy mermada) y alcancé a recostarme sobre una cristalera. En un momento de despiste, un aplauso y me di la vuelta. Dos chicos agradecían la asistencia al público y su silueta se recortaba sobre una pantalla con un fondo amarillo proyectado. En ese instante se retiraron y se podía leer #NUEVAS REALIDADES VIDEO POLÍTICAS. Intenté acercarme a los coordinadores que recordé de mi estancia en BCN, pero una conversación muy interesante me obligó a quedarme en segundo plano.

¿Qué pasa con todo el material que se crea?, ¿Cómo podemos gestionar un archivo que realmente escriba la memoria de todo lo que está pasando?, ¿ese archivo debe existir, o es la esencia de la multi información lo que hace potente estas disidencias? ¿Dónde queda la fuerza de lo inmediato?¿Cuál es el verdadero poder de la imagen?....

Varios discutían amablemente estos aspectos, se repartían emails y se emplazaban a futuras conversaciones.

Superado por el cansancio y por el tiempo que tenía, abandoné mi intento de hablar con los chicos, rápidamente me preparé y me dirigí al aeropuerto. Poco rato después analizaba en el mismo avión todas estas vivencias.

#Nuevas Realidades Video Políticas era un intento, más allá del material mostrado de crear red de pensamiento, discusión y creación conjunta de un poder tan claro como es la imagen audiovisual. Un testigo de memoria por construir, de igualación de contextos separados por miles de kilómetros, y una pregunta que seguía siendo respondida en cada ciudad. ¿Existen estas nuevas realidades video-políticas?¿Es la creación constante de imagen una forma de empoderamiento de disidencias y resistencias?

Agotado por todo bajé del avión, me recibía mi amigo Carlos. Nos montamos en su Twingo morado y antes de arrancar me dijo.nene, lo que te perdiste”…”ah ¿si?”…”hablamos con Santi de la Nave Tramallol y organizamos un ciclo de videos que te iba a encantar/Vaya, me lo perdí/Tranquilo, son amigos míos, te guardé una copia
Abrí la carátula del DVD que me regalaba. En ese momento arrancaba el coche y el aire de las ventanillas ensordecía, entre el viento pude leer en mis manos un dvd amarillo #NUEVAS REALIDADES VIDEO POLITICAS/Construyendo nuestra mirada del presente

Fernando Llorente en una proyección de
#Nuevas realidades vídeo - políticas


Fernando Llorente

#NRVP es Coordinado por Hernán Bula e Iker Fidalgo
Texto publicado en el nº 7 de la edición impresa de NOTON

No hay comentarios:

Publicar un comentario