22 de marzo de 2009

NO A BOLONIA. Una reforma universitaria indeseada y equivocada.

El pasado miércoles 18 de marzo, se produjo una brutal e inaceptable carga policial contra una manifestación estudiantil que exigía la paralización del proceso de Bolonia. La agresión policial tuvo como consecuencia más de cien heridos entre estudiantes, periodistas y peatones.

En una democracia un hecho de estas características es inadmisible y debería tener consecuencias políticas. Rafael Olmos director general de la policía y máximo responsable político del cuerpo debería dimitir, así como también el consejero de Interior, Joan Saura (ICV), cuyas explicaciones por lo sucedido son lamentables.

Tras el incidente del miércoles los estudiantes volvieron a manifestarse al día siguiente exigiendo la liberación de los detenidos. La respuesta de los mossos fue exactamente la misma, más violencia. ¿Esta es la única respuesta que el Estado puede ofrecer a los universitarios? ¿No debería ser la Universidad el lugar para formar personas libres y con mentalidad crítica? En realidad como vemos por estas respuestas, solo quieren corderos.

Lo acontecido ayer pone de manifiesto lo frágil de esta democracia donde en realidad, las posturas contrarias al poder o son ignoradas sistemáticamente o son reprimidas con brutalidad, como en este caso.

Desde aquí mi total apoyo al movimiento "NO A BOLONIA". Porque el proceso de Bolonia, más allá de la propaganda difundida por el Estado, es una reforma que entregará la educación superior de este país a las empresas, una reforma por la que el universitario en vez de ser formado será adoctrinado para ser servil y adaptarse a lo que "la empresa (el mercado) espera de él".

Luchar contra Bolonia es luchar por una educación pública y de calidad. Un movimiento democrático sustentado en la participación asamblearia dentro de las universidades. Sin embargo desde los medios oficiales se cataloga a estos estudiantes de criminales y violentos. Animo a los grandes medios a visitar las Asambleas que se realizan en todas las universidades españolas.

Hoy y siempre ¡No a Bolonia! Por una universidad democrática, pública y de calidad.


Segunda carga policial de los mossos, noche del 19 de marzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario