11 de marzo de 2012

El inusual suceso de "Arco Sevilla"

Aquejado de insomnio, como otras muchas veces, encendí el ordenador para matar el rato, mientras esperaba, cubata en mano, que poco a poco el sueño me fuera ganando. Maquinalmente, abrí primero el facebook - lo reconozco: soy adicto a sus lucecitas rojas con números - y después entré en mi correo; donde encontré un más que curioso mail.


El texto era bastante escueto “usted debe ver esto” pero el enlace que incluía me trasladaba a un sencillo blog llamado Sobras Colectivas, y en ese blog de un único post, para mi asombro y deleite, pude ver una disparatada acción desarrollada en el mismísimo Arco de la Macarena.

Desgraciadamente, al igual que en el e-mail, la información de la entrada era casi inexistente, haciendo referencia únicamente al momento de la acción y a su título. Reproduzco íntegramente el contenido textual del post debido a su brevedad: “Y en la soleada mañana del 18 de febrero de 2012, sábado de Carnaval, pudimos celebrar bajo el linajudo Arco de la Macarena las excelsas Jornadas de Arte Contemporáneo 'Arco Sevilla, 2012'”. Bajo estas palabras aparecían trece fotografías de distintos momentos del acontecimiento, nada más.

La acción, que debió ser breve, fue aparentemente desarrollada  por seis personas con caretas, más otras tantas que con el rostro cubierto o no, realizaban tareas auxiliares. Evidentemente, debido a que para este texto únicamente puedo contar con los escasos datos proporcionados por el espacio Web Sobras Colectivas, mis precipitadas conclusiones bien pudieran ser erróneas. No obstante, es seguro que fue un trabajo en equipo, organizado con antelación y que en total pudo involucrar a cerca de una docena de personas.

El suceso, bastante inusual, no dejaría de ser una simple payasada - de hecho lo es -, si no ofreciera un par de ideas dignas de consideración. Detengámonos pues en ellas durante unos instantes:

En primer lugar la acción se desarrolló el sábado 18 de febrero coincidiendo con ARCO Madrid y de ahí recoge su título. La payasada ridiculiza hasta lo esperpéntico la fanfarria que es, fue y será todo arte institucional: una producción cultural separada de la sociedad y guiada únicamente por valores mercantiles, es decir, especulativos.

En segundo lugar, la obvia y literal relación entre el nombre de la feria ARCO y el uso de un arco triunfal, como es el arco de la Macarena para el desarrollo del acontecimiento, representa en sí misma una desacralización del monumento sevillano: un gesto iconoclasta que intenta descargar de ideología el espacio sacro y que al hacerlo, pone de manifiesto el sentido absolutamente artificial de todo símbolo.

Habrá que estar pues atentos a las próximas acciones de este colectivo. Para finalizar dejo el enlace a su blog, donde el lector interesado podrá ver el reportaje completo de fotografías: ARCO SEVILLA.

Carlos G. de Castro

No hay comentarios:

Publicar un comentario