7 de febrero de 2012

Daños Colaterales entrevista a Hablar en Arte

Hablar en Arte (www.hablarenarte.com) es una asociación cultural con sede en Madrid que funciona como plataforma independiente de proyectos. Trabaja en el apoyo a la creación y difusión de la cultura contemporánea a través de comisariados de exposiciones, programas de actividades didácticas y de comunicación, y otros proyectos específicos de poesía performativa, arte sonoro, residencias de artistas, encuentros internacionales de comisarios, etc.


entrevista realizada en noviembre de 2010

DAÑOS COLATERALES. Siempre nos hemos quejado de la escasez de ayudas institucionales a las artes plásticas o visuales en España. ¿Cuál es su diagnóstico del panorama institucional del arte contemporáneo en Madrid? ¿Qué se puede mejorar?

SÖREN. El arte contemporáneo en Madrid (y en España) tiene dos problemas:
1. Falta de interés y apoyo de un público general (no hay muchos visitantes en las exposiciones, no hay coleccionistas españoles que compran)
2. Falta de autonomía (económica e ideológica) de la política. La política española todavía suele utilizar la cultura como un medio de propaganda o un medio de lucimiento en vez de apoyarla como fin en si mismo. Eso se hace notar sobre todo en que los espacios financiados por las instituciones (sea Ministerio, Comunidad o Ayuntamiento), que no tienen autonomía real a la hora de programar.

JAVIER. En Madrid particularmente vemos una clara diferencia entre los tres estamentos institucionales
- Ayuntamiento de Madrid: desde hace años lleva una política de grandes inversiones en contenedores de arte sin invertir a su vez en el futuro de los contenidos que deben albergar: Matadero Madrid, Correos, Conde Duque y Media Lab Prado. De hecho, con la deuda contraída en estos años, lo más seguro es que no se puedan llenar esos espacios hasta 2013…
- Comunidad de Madrid: siguen una política clara de institucionalización del arte contemporáneo, pura y dura.
- Ministerio de Cultura: en Madrid es donde se desarrolla la mayor parte de actividades del -- Ministerio, también de forma muy institucional pero con sorprendentes concesiones experimentales como Tabacalera. Este hecho ha provocado que todo el panorama cultural de la ciudad opine y estudie este hecho insólito basado en una propuesta e iniciativa vecinal.

DC. ¿Cómo definiría su proyecto? ¿Qué tipo de iniciativas o artistas tienen cabida en su espacio? ¿Cómo espacio “alternativo” a qué dificultades se enfrentan?

Hablar en Arte no es un espacio, sólo es una oficina con cinco personas que trabajan (a tiempo parcial o completo) para esta asociación sin ánimo de lucro. A falta de espacio propio Hablar en Arte está trabajando y colaborando con una gran variedad de espacios, entidades e instituciones de la índole más variada. Por lo tanto una gran variedad de iniciativas y artistas tienen cabida en la programación de la Asociación.

En lineas generales, Hablar en Arte se dedica
1) a la creación y gestión de proyectos culturales, sobre todo en el ámbito de artes plásticas, visuales y performativas. Hablar en Arte como plataforma de proyectos.
2) A la labor de didáctica, asesorando a museos e instituciones culturales nacionales sobre cómo llegar a interesar a colectivos normalmente ajenos a los circuitos culturales.
3) A la difusión de eventos y prácticas culturales a través de seminarios, concursos, publicaciones y programas de radio.

DC. En su opinión ¿Existe una escena bien estructurada y “alternativa” a la institución en Madrid, o se trata más bien de proyectos y espacios puntuales de resistencia?

Se está actualmente creando una estructura independiente a través de los AAIM (Agentes Artisticos Independientes de Madrid). Este grupo de diez asociaciones culturales sin ánimo de lucro, que espera ampliarse, existe desde hace varios años pero ahora se acaba de constituir como federación. Y su finalidad es trabajar en red, proponer proyectos conjuntos y funcionar como “lobby” ante las instituciones públicas.

DC. ¿La actual situación de crisis económica está afectando a los espacios del arte de Madrid? ¿Se están recortando subvenciones y ayudas? ¿Por qué muchos de estos espacios tienen una vida tan corta?

La actual crisis obviamente afecta a cada espacio y se están recortando ayudas y subvenciones. Pero quien realmente está sufriendo son las grandes empresas culturales que surgieron con el boom ecónomico de los 90. Sin embargo, la cultura alternativa tiene un umbral económico tan escaso, que la superviviencia - con o sin crisis – siempre es difícil. Lo que falta en Madrid y en España son ayudas estructurales a largo plazo, independientes de la financiación puntual de proyectos.

DC. ¿Los canales que existen actualmente para visibilizar el arte contemporáneo le parecen suficientes? ¿Puede cambiar algo la facilidad de acceso a la comunicación por Internet en cualquier parte del mundo?

Es fácil hacerse oír, entre los que quieren oír. La labor que queda por hacer no es tanto la de difusión sino la de concienciación y educación.

DC. ¿Qué tipo de público acude a su espacio? ¿Qué porcentaje de público no tiene relación directa con el arte y qué porcentaje la tiene? ¿Sus exposiciones reciben atención de prensa y medios de comunicación especializados?

Como Hablar en Arte no tiene espacio propio y ocupa los espacios de las entidades con las que está colaborando, la repercusión mediática y con ello también el número y el tipo de público varía mucho de un evento a otro. En cualquier caso, Hablar en Arte se preocupa tanto de proyectos con un público muy grande, como pequeñas actividades con un público reducido.

DC. ¿Tiene su espacio relación con estudiantes de Bellas Artes? ¿Hasta qué punto cree que ser licenciado en Bellas Artes hoy en día ayuda a abrirse paso en el sistema profesional del arte?

S. Con la licenciatura de Bellas Artes pasa lo mismo con la de Periodismo. Más vale desarrollar su talento por la via autodidacta y estudiar otras - relacionadas – licenciaturas como filosofia, historia del arte, empresariales, marketing...

J. Ser licenciado en Bellas Artes ayuda tan poco a abrirse paso en el sistema profesional del arte como la licenciatura de Historia y Teoría del Arte. El mundo profesional del arte depende muy poco de la licenciatura realizada, y más de los contactos, la suerte, la experiencia adquirida con el tiempo, los proyectos autogenerados, etc. etc.

DC. ¿Qué opinión le merece el estado actual de las Facultades de Bellas Artes? En caso de conocer el sistema educativo que se lleva a término en algunas de ellas ¿qué le parece? y, por extensión, ¿el de sus Licenciados?

-

DC. ¿Cree que es necesaria una mayor vinculación entre las Facultades de Bellas Artes y el contexto profesional del arte? Es un objetivo básico de la Convergencia Europea que afecta a la reforma educativa en la que estamos, y que tiene sus detractores, que no ven bien que la universidad se desarrolle en función del mercado, no del conocimiento ¿Cuál sería su postura ante este debate?

S. La universidad no es un lugar para el aprendizaje práctico (para esto están los másteres y las prácticas) sino para fomentar el conocimiento teórico.

J. No estoy para nada de acuerdo en que la universidad se rija por el mercado y no por el conocimiento, pero estoy tan en contra del sistema “master” y el negocio que hay detrás, que considero que la universidad debería aportar tanto conocimiento teórico como práctico.
De forma personal, a mí la licenciatura de Historia del Arte me dio unos conocimientos teóricos válidos, pero reconozco que salí de la universidad sin ningún tipo de idea sobre el sistema de trabajo que podía llegar a realizar.


DC. En caso de que crea necesaria esa vinculación con la utilidad práctica de los conocimientos ¿Qué posibilidades cree que habría para que existiera una mayor vinculación con la sociedad, o para potenciarla?

S. La principal característica de la universidad es que es un espacio capacitado para reflexionar sobre la sociedad y por lo tanto ha de ser – aunque estrechamente ligado a ella – siempre independiente de ella. El principal error que puede ocurrir es que la Universidad – deseando justificar su existencia – deje de ejercer esta función de observación y baje de su pedestal intelectual, cortando de esta manera la rama sobre la que están sentadas sus bases.

J. No estoy muy seguro de cómo se podría potenciar esa vinculación con la sociedad aunque sí considero que es necesaria. Me parece que es en Holanda donde los estudiantes de carreras universitarias están obligados a cubrir ciertos créditos prácticos en instituciones públicas (puede que también privadas, no lo recuerdo), sin que esas prácticas suplan puestos de trabajos profesionales.


DC. De un tiempo a esta parte, en España, los tradicionales premios de pintura se han ido transformando en Concursos por proyectos ¿Cree que es una tendencia creciente? ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene esta forma de trabajar?

Efectivamente, es una tendencia creciente.
Ventajas: no hay que producir antes de recibir el premio y por lo tanto se reducen gastos
Desventajas: los artistas ya no producen algo como resultado de un proceso personal y se convierten en contratistas que idean y presupuestan a base de convocatorias.

ANTERIORES ENTREVISTAS DE LA SERIE

- Entrevista a Lurdes Fernández de Off Limits
- Entrevista a Manuela Villa, responsable de contenidos de MATADERO
- Entrevista a Tomás Ruíz Rivas de Antimuseo

No hay comentarios:

Publicar un comentario