3 de noviembre de 2011

La experiencia argentina que puede servir de ejemplo a Grecia

Mientras Grecia espera que las autoridades Europeas reestructuren su deuda, debería considerar tomar la ruta que tomó Argentina, opina el reconocido economista Mark Weisbrot.


Aunque hace nueve años Argentina se negó a pagar $95 mil millones de deuda externa e ignoró las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI), le ha ido extraordinariamente bien a su economía, expresó recientemente Mark Weisbrot, codirector del Center for Economic and Policy Research (CEPR), en Washington, D.C.

En una publicación en The Guardian Unlimited, sugirió que Grecia, con una economía que está contrayéndose por una tasa anualizada de 5%, mientras espera que las autoridades Europeas reestructuren su deuda debería considerar optar por la ruta que tomó Argentina. “Esta ruta le funcionó a Argentina”, enfatizó.

El economista y también presidente de la organización Just Foreign Policy aseguró queArgentina creció rápidamente después de su crisis no sólo porque se deshizo de una deuda pesada e insostenible, también porque se liberó de las políticas destructivas impuestas por los acreedores y sus aliados.

Usando las proyecciones del FMI para 2011, ejemplificó, durante los años 2002-2011 Argentina sostuvo un crecimiento real de 94%, -inigualable en el hemisferio oeste y más del doble del crecimiento de Brasil-, que ha mejorado enormemente sobre su rendimiento en el pasado.

Remarcó que la experiencia de Argentina, durante los últimos nueve años, tiene implicaciones importantes para la política económica dominante y para ciertos mitos que han sido divulgados para justificar el pésimo rendimiento económico de los Estados Unidos, la mayoría de Europa, y otros países desde que la crisis económica desató la recesión global.

La crisis financiera de Argentina es considerada la bomba atómica de todas las crisis. El sistema bancario colapso. Pero después de que Argentina se negó a pagar su deuda hubo sólo un trimestre de contracción antes de que la economía resurgiera con una recuperación espectacular. En tres años, el nivel de ingreso nacional ya había vuelto al nivel al que había estado antes de la recesión.

Si observamos a los países mas débiles de la eurozona de hoy: Grecia, Portugal, España e Irlanda, es difícil saber cuándo volverán a niveles normales de empleo, especialmente si continúan siguiendo las políticas económicas que exigen la autoridades Europeas como La Comisión Europea, El Banco Central Europeo, y el FMI, advirtió Weisbrot.

03/11/11 · Geovanni Montalvo · Tercera Información

No hay comentarios:

Publicar un comentario