15 de noviembre de 2012

Entrevista: Festival 'El Alternador'


El próximo sábado 17 de noviembre se presenta en la localidad sevillana de Montellano la VII edición del festival 'El Alternador', un evento de entrada gratuita que contará con la presencia de Helio, José Casas y La Pistola de Papá, Miraflores, Blackberry Clouds y Gelu & Los Junior.


NOTON: El festival el Alternador es una iniciativa de Asociación Musical Stone Car, ¿podríais hablarnos un poco de dicha asociación?

EL ALTERNADOR: La Asociación Musical Stone Car se fundó a finales de 2006 en Montellano (Sevilla). Se puso en marcha por la iniciativa de un colectivo de músicos locales, que ya habían puesto en marcha el festival de música El Alternador, con el objetivo primordial de la promoción social y cultural de la música, así como el apoyo a toda clase de actividades y eventos musicales en la localidad. 

N:¿Qué objetivos persigue el Alternador?

EA: Con el festival El Alternador se pretende establecer un punto de encuentro sin ánimo de lucro en el que se pueda disfrutar de propuestas artísticas que contribuyan a la difusión de la música. Y hemos escogido la acción local, como instrumento principal.

N. En esta VII edición ¿qué encontrará el público?

EA: En esta VII edición, el festival se ubica en el Otoño, y estrenamos formato y escenarios, con una variedad de entornos que le darán un nuevo color a nuestra propuesta. Como siempre, habrá propuestas de distintos estilos musicales. Por un lado, en el Pub Mané tendrá lugar la actuación de los malagueños Blackberry Clouds (18:00 h.). Luego, nos mediremos con la fuerza de los sevillanos Miraflores, en el ya tradicional escenario del Bar La Fuente FNT (20:00 h.). Y, por último, los míticos Helio, José Casas y La Pistola de Papá y los locales Gelu & Los Junior actuarán en el Centro Cultural ‘La Fábrica’, a partir de las 22:00 h. La entrada a los conciertos es gratuita y los tres escenarios están en el mismo centro del pueblo, cercanos entre sí y a muy escasa distancia a pie. Ello ofrece a los visitantes la posibilidad de conocer y degustar la gran variedad de propuestas musicales (y gastronómicas) que ofrece El Alternador, y que es uno de los atractivos de este festival.

N: A la hora de seleccionar a los grupos asistentes, ¿qué criterios seguís?

EA: El Alternador siempre ha puesto su punto de mira en aquellos nombres que, por encima de popularidad o modas pasajeras, destacan por su personalidad y calidad artística. Por otro lado, siempre apostamos también por grupos emergentes de la escena más cercana (e incluso de la propia cantera local). Nuestra intención siempre es ofrecer un cartel atractivo y coherente, apostando con cierto criterio y sin sujetarnos nunca a modas o ‘hypes’. Nos interesan las bandas que trabajan con vista larga, las que ponen siempre su música por encima de otro tipo de consideraciones.

N: El Alternador es un festival sin ánimo de lucro, ¿cómo se financia y organiza?

EA: Poniéndole mucha imaginación y esfuerzo. Para empezar, está el compromiso y trabajo desinteresado de los socios, y de otras personas cercanas que colaboran y nos ayudan. Todas ellas son esenciales para que el festival haya podido hacerse todos estos años. Luego, también es muy relevante que las bandas que tocan aquí ya nos conocen, y saben donde vienen. Por último, y no lo menos importante, el apoyo (unas veces mayor, otras veces menor, según las circunstancias han ido permitiendo) de la Administración Local nos ha ayudado durante todo este viaje. Aunque lo más importante, desde este punto de vista, ha sido sentir durante todo este tiempo que se valora y percibe institucionalmente la utilidad real que representa El Alternador para los jóvenes de aquí, y por supuesto también para Montellano en general.

N: El festival se inició en 2005, desde entonces hasta ahora ¿cómo valoráis la evolución? ¿qué ha cambiado desde el inicio?

EA: Desde 2005 hasta esta edición, el festival ha pasado por varias etapas. Lo que empezó siendo un encuentro de, sobre todo, conjuntos locales, ha llegado a acoger a artistas y nombres de la talla de Matt Elliott, José Ignacio Lapido, Sr. Chinarro, La Costa Brava, Maga, (lo:muêso), G.A.S. Drummers o The Unfinished Sympathy, por citar sólo unos cuántos. El formato ha variado en el tiempo, lo importante es mantener el concepto principal y adaptarnos a las circunstancias. En el modelo actual, hemos optado por ocupar espacios más acogedores, que permitan disfrutar de la música de forma muy directa, y muy cercana a las bandas. Esto no resulta posible en otro tipo de festivales. Por eso los asistentes rápidamente perciben que esto es “otra cosa”. La evolución, con todos los vaivenes lógicos en la organización de eventos de este tipo, la valoramos positivamente: siete años después seguimos en activo, y con ilusión de poder continuar mucho tiempo más.

N: Si tuvierais que recordar un momento de pasadas ediciones, ¿cuál sería?

EA: Esta es una cuestión que entra ya en el ámbito subjetivo. En mi caso, como momento musical me quedaría, aunque me es muy difícil elegir, con el vibrante concierto de José Ignacio Lapido en la edición de 2008, un artista por el que toda la organización del festival siente gran admiración. Y ya fuera de lo musical, con todos los amigos, artistas y gente maravillosa que hemos conocido en nuestra andadura.

N: Organizar festivales en épocas de crisis es todo un reto, ¿creéis que las instituciones públicas están cumpliendo con su papel de promotores de la cultura o pensáis que la cultura es el sector más olvidado por las administraciones en estos tiempos?

EA: Efectivamente, es un gran reto, que sólo se supera teniendo una conciencia muy clara de cuál es la situación real del mundo de la música a día de hoy. Que ya lo sabemos todos, es muy complicada. En este sentido, tenemos un concepto muy especial de nuestro papel, que no es el de un promotor al uso, sino que preferimos actuar como dinamizadores y organizadores sin ánimo de lucro, aportando nuestras propias experiencias como músicos. Y no perder nunca de vista la realidad, ni pretender competir en terrenos que no nos corresponden. La suerte que tenemos es que muchas bandas que han venido saben cómo actuamos (incluso han estado antes como asistentes entre el público), así que conocen de cerca cuáles son nuestras modestas posibilidades. Además, eso significa que ya suelen conocer nuestras ideas, y que en cierta forma, se identifican con ellas. Queremos contribuir muy modestamente a que sea posible una escena real y sostenible, que prefiera el contacto directo entre quienes quieren disfrutar de la música: artistas y público.

N. El Alternador intenta alejarse en su selección de los criterios más cercanos a la moda y al dictado de la gran industria musical. ¿Pensáis que hay vida fuera de la gran industria?

EA: Siguiendo con lo que comentábamos en la pregunta anterior, es difícil seguir esta línea por el riesgo que siempre conlleva apostar por grupos emergentes, con gran potencial pero (en ocasiones) aún poco conocidos para el gran público. Pero nos ha sucedido con mucha frecuencia que hemos programado grupos que, años después, la gente nos sigue diciendo que los conocieron aquí. Esto nos llena de orgullo, y nos reafirma que la apuesta por la calidad artística, según nuestra personal visión, es el camino a seguir.

N: Para terminar, además del festival ¿Qué otras actividades realiza la Asociación Musical Stone Car?

EA: El festival es, de todas nuestras actividades, la que lógicamente obtiene mayor relevancia pública. Pero durante el año, organizamos y participamos (a veces colaborando con otras asociaciones o instituciones) en otras acciones de divulgación cultural-musical a nivel local, que consideramos igualmente importantes: conciertos, grabaciones, edición de discos con bandas locales, acciones para recaudar fondos. La idea común siempre es ayudar a que los jóvenes y nuestros socios puedan continuar haciendo música. Como te decía antes: la acción local es nuestro principal objetivo.

N: Gracias por vuestro tiempo.

2 comentarios:

  1. Hace mucha referencia a los jóvenes, pero Stoner Car siempre ha estado muy desvinculada del movimiento musical juvenil de Montellano (solo ha participado en ocasiones muy esporádicas).

    ResponderEliminar
  2. Estoy en desacuerdo con el anterior comentario. La Asociación Musical Stone Car ha apoyado y colaborado activa y desinteresadamente con sus medios en todas las actividades ideadas y puestas en marcha por el Complejo Juvenil 'Montejoven' (principal foco de acción del movimiento musical juvenil de la localidad, con una labor digna de elogio comandada por Adolfo Insa, a su vez amigo y socio de la asociación), entre otras muchas acciones realizadas constatables, por lo que entiendo que la desvinculación que se comenta no se ajusta a la realidad.

    ResponderEliminar