18 de agosto de 2011

Participantes de la JMJ alteraron el paso de la manifestación en favor de la aconfesionalidad del Estado

Los manifestantes rechazaban los beneficios a la Iglesia Católica y la prestación de servicios públicos para la Jornada Mundial de la Juventud. // En los peores momentos de tensión se produjeron agresiones a algunos manifestantes laicos.
Miles de personas se han manifestado en Madrid como muestra de rechazo a la financiación de la visita del Papa y la prestación de servicios públicos con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, así como algunas “prebendas” como la rebaja del 80% en el precio del metrobus para los participantes de la JMJ. La protesta que tuvo lugar ayer en Madrid y cuyo recorrido partía desde las plazas Tirso de Molina y Jacinto Benavente hacia la Puerta del Sol tuvo bastante acogida desde el comienzo de la manifestación. La salida comenzó a las siete y media de la tarde y las calles que desembocan en la Puerta del Sol ya estaban repletas. 


Se respiraba un ambiente festivo acompañado de batucadas y pancartas con lemas como “menos viajecitos y más papeo para los negritos” o el de la cabecera: “De mis impuestos al Papa cero. Estado laico ya”. Entre los cánticos más coreados se podían escuchar “menos curas y más cultura” o “no con mis impuestos”. Proclamas como “esta no es la juventud del Papa” y “Dios sí, Iglesia no” reflejaron también el descontento de los cristianos de base con el despilfarro económico que la organización de estas jornadas y la llegada del Papa suponen. Y es que Redes Cristianas se encontraba entre las decenas de organizaciones convocantes de la marcha laica.

Junto a Redes Cristianas, otra de las organizaciones convocantes fue Europa Laica, cuyo presidente, Francisco Delgado, aclaró que con esta manifestación se busca “decirle al mundo que en España no sólo hay población católica, sino de otras confesiones”, “podría pensarse que toda la ciudadanía respalda la visita del Papa”. Francisco Delgado hizo hincapié en que no se trata de una protesta contra Benedicto XVI, sino una reivindicación del Estado aconfesional y de la libertad de cualquiera para manifestarse.


Por su parte, participantes de la Jornada Mundial de la Juventud, intentaron impedir el acceso de los manifestantes a la Puerta del Sol al grito de “esta plaza es del Papa”. A pesar de la autorización de la manifestación y el recorrido de la misma por parte de la Delegación del Gobierno, la policía intentó desviar el paso de la protesta por Sol en lugar de despejar la plaza o abrir paso entre los participantes de la JMJ. Los manifestantes se negaron a cambiar su recorrido, puesto que éste había sido autorizado. 


La policía separó a los dos grupos para evitar posibles enfrentamientos, sin embargo, la provocación que suponía que miembros de las juventudes del Papa impidiesen el acceso de los manifestantes a la plaza acabó en enfrentamiento directo. En los peores momentos de tensión se produjeron agresiones a algunos manifestantes laicos. En torno a las diez de la noche, la policía desalojaba la plaza mediante varias cargas contra los manifestantes, dejando a su paso 8 heridos y 6 detenidos, entre los que se encontraban al menos dos periodistas independientes.

Marina Agraz. NOTON

1 comentario:

  1. Javi Barrera19/8/11 12:20

    Ahí están, bien se ven, los lacayos del poder. ¡Separación Iglesia-Estado Ya! JMJ=Esperpento

    ResponderEliminar