17 de julio de 2011

Entrevista Susan George - “Quiero un mundo más democrático, más igualitario, más solidario y más verde”

Mª Ángeles Pérez
REALIZA EL PROGRAMA ‘ECONOMÍA PARA LA CIUDADANÍA’ EN RADIÓPLIS
Y COLABORADORA DE ATTAC TV





He quedado con Susan George en el hall del hotel. Son las doce de una mañana primaveral. Aún no está y la avisan por el teléfono interior. Ella dice que bajará enseguida, en un buen español. Lo entiende bastante bien, aunque decidimos hacer la entrevista en inglés. Al poco rato, vemos a una mujer rubia, delgada, elegante y muy alta llegar a la recepción, después de haber bajado andando desde la quinta planta, donde se hospeda. Su saludo es cordial, cercano. Nada denota en ella distanciamiento. Sonríe, y la amabilidad se le refleja en los ojos. Yo me siento emocionada, por la oportunidad de conversar con alguien que me inspira tanto respeto como ella. Susan George preside el Transnational Institute, de Ámsterdam, y es presidenta de honor de Attac, a nivel mundial. Nacida en los Estados Unidos, se nacionalizó francesa en 1994, donde reside actualmente. Filósofa y analista política. Desarrolla su trabajo en el observatorio de análisis de la globalización de los Mercados Financieros mundiales en la actualidad. Como hace buen tiempo, decidimos salir al patio interior del hotel, y es allí donde charlamos. Tengo pocas preguntas porque sé que otros compromisos la esperan. Viene para poco tiempo, y es una deferencia que me otorga la de poder entrevistarle para la cadena de Attac Televisión. Sevilla explota en olores y colores, que se cuelan en el patio, mientras los geranios nos rodean. Ella me insta a que le pregunte, y así lo hago. Tengo claro que quiero que me hable sobre Europa y los efectos que en algunos países está teniendo la última crisis financiera.

¿Qué podemos hacer para regularizar el sistema bancario?

Si quieres mantener el sistema financiero bajo control, tienes que empezar por los bancos. Uno de los principales problemas, tanto en EE.UU. como en Europa es que la banca comercial, donde pones tu dinero, tu salario, tu chequera, pides los préstamos… está mezclada con la banca de inversión, aún no siendo los mismos tipos de bancos. La banca de inversión hace negocio poniendo diversos productos en el mercado, y no prestando el dinero, como la banca tradicional. Estas enormes entidades financieras son difícilmente colapsables y tienen diferentes tipos de negocios: Aseguradoras, adquisición de grandes compañías, adquisición de grandes bancos tradicionales, etc. No ganan dinero a través del préstamo de dinero, sino a través de las plusvalías. Y cuando juntas estos dos tipos de banca, que son demasiado grandes para caer, que hacen este tipo de actividades tan grandes y diversificadas, a esto ya no se le pueden denominar bancos, sino corporaciones de servicios financieros. Debemos separar la banca tradicional de los bancos de inversión, porque esa sería la forma de llamar la atención sobre su dinero. Solía ocurrir que los grandes bancos estaban asociados entre sí, como Salomon Brothers y Lehman Brothers, que cayó drásticamente en el 2008, y cada uno de los socios arriesgaba su propio capital. Pero esto, ahora, no funciona así: estas grandes empresas tienen tu dinero, mi dinero, y está todo mezclado. Tú puedes tener tu dinero invertido en estos grandes bancos sin saber que esto es así. Entonces, los socios ya no lo son, sino que han sido absorbidos. Luego ellos no asumen ningún riesgo ya que invierten, no su propio dinero, sino el de los inversores. Es por eso que hay que separar ambas actividades. Y creo que hay que hacer responsable a esas compañías de forma que, si cometen un error, sean ellos los que paguen: eso es el capitalismo. Esto era el primer punto.

El segundo punto, qué hacer en Europa. Actualmente, el Banco Central Europeo presta dinero a los bancos de los que venimos hablando, a un uno por ciento, o menos. Esos bancos, entonces, lo prestan a los Estados miembros de la U.E., como Grecia, España, Irlanda y Portugal, a un cuatro, cinco o seis por ciento. No tienes que ser un genio de las finanzas para conseguir ganar dinero, cuando te lo prestan al uno y lo prestas al seis por ciento. Y esos bancos continúan ganando grandes cantidades de dinero. Continúan invirtiendo en otros productos que nadie sabe lo que llevan, por lo que vamos a entrar muy pronto en otra crisis. La misión del Banco Central Europeo sería prestar directamente este dinero a los Estados. Y sería interesante que emitiesen bonos como los del Tesoro Americano, o como hace cualquier banco nacional, como el banco de España, de esa forma tendríamos un sistema estable. Porque Grecia, España, Portugal o Irlanda, suponen cada uno un 5% del P.I.B. europeo, lo cual no es un gran volumen. Bueno, España un poco más. Por lo que la capacidad de estos países de colapsar la economía es, también, pequeña. El que se emitieran eurobonos implicaría que Europa se hiciera responsable de todo lo que los países miembros hicieran con sus economías. Por supuesto, habría que poner reglas para que los países no se confiaran en que iban a ser salvados hiciesen lo que hiciesen. Pero, sería una buena forma de financiarse y sacar recursos. Entiendo que los bancos juegan un papel importante. Son necesarios. Pero, en estos momentos, no están prestando, o están prestando muy poco, a las pequeñas y medianas empresas. Y estas empresas representan el 80 % del empleo en Europa. Los bancos se están concentrando en grandísimas corporaciones internacionales, no están prestando a las Pymes, las cuales tienen un futuro, y deberían ser apoyadas. Esto es, en suma, lo que creo que se debería de hacer en cuanto al actual sistema financiero.

¿Es necesaria la Tasa para las Transacciones Financieras, como una solución a la crisis?


Una de las cosas que los gobiernos deberían hacer sería aplicar tasas sobre las transacciones financieras. Si los americanos no quieren hacerlo, nosotros, en la U.E., podríamos hacerlo. Este impuesto se haría sobre la moneda, que en nuestro caso es el Euro, no sobre una jurisdicción territorial. Técnicamente, es muy sencillo de realizar. Se recaudaría anualmente una gran cantidad de dinero que iría destinada a mejorar el sistema social de nuestros países, a la transición de una economía más verde y a la transferencia de tecnología, dando así la oportunidad a los países más pobres de acceder a la tecnología sostenible. Eso es lo que Attac Francia, junto con los sindicatos, defiende: que se divida en tres partes; mejoras en el sistema social, cambios hacia la economía más sostenible, y ayudar a los países del sur a conseguir los Objetivos del Milenio y tener una economía más verde. Una pequeña tasa del uno por mil de las transacciones sería suficiente. Y sería perfectamente posible. Los brasileños ya lo han hecho. No hay ninguna razón para no hacerlo nosotros.

¿Los Eurobonos serían otra solución?

Tenemos un extraño Banco Central en Europa, porque no hace lo que los demás bancos centrales del mundo. No es como la Reserva Federal americana, puesto que no emite bonos. La Reserva Federal, como sabe, emite cantidades gigantescas de bonos del Tesoro americano en el Mercado Mundial. Han emitido tantos que, me pregunto, si no irá a colapsar algún día. Porque han emitido por encima de lo que su economía real puede respaldar. Y sin embargo, la gente sigue comprando. Por ejemplo China tiene 2,5 trillones de dólares invertidos en estos bonos. ¿Por qué, entonces, no deberían hacer los europeos sus propios bonos? Deberíamos unificar la moneda, que cubriera a los españoles, griegos, irlandeses, portugueses, incluídos los alemanes. El Euro sería más fuerte, e impediría que se especulara contra él. Sin embargo, en el caso español, se puede especular contra los bonos de deuda españoles y ganar mucho dinero, muy rápidamente. Si tuviéramos Eurobonos, podríamos usar esos ingresos en mejorar las infraestructuras, unificar las redes de transporte, las redes eléctricas, uso de energías alternativas, y tener una transformación sostenible. Ni siquiera Francia o Alemania pueden hacerlo solos. Si queremos un futuro para Europa, deberíamos utilizar los mecanismos financieros que todo el mundo usa, y realizar grandes campañas para poder realizar una transición económica más ecológica.



¿Cuál es el motivo de su visita a Sevilla?

Estoy aquí, en Sevilla, en primer lugar para una entrevista en un Foro llamado “El Mundo que queremos”, un proyecto de la FAFFE . Y en segundo lugar, porque he escrito un artículo llamado: Trabajos verdes en Europa, particularmente, en el sector agrario de Andalucía, que podríamos cambiar a un nuevo modelo productivo. Esa conferencia comienza a las 17,00 horas, y se trataría de construir un nuevo modelo productivo para Europa. Una visita muy corta a Sevilla, desafortunadamente.

¿Cuál es el mundo que quiere Susan George?

Es una larga y difícil pregunta. En pocas palabras sería que quiero un mundo más democrático, más igualitario, más solidario y más verde. Ese es el mundo que espero y para el que trabajo. Nunca se sabe el resultado de tu trabajo, ni sabes si vas a conseguir un cambio, o no. Trabajas como si algo pudiera cambiar. Por ejemplo, recientemente, hemos asistido al hecho de cómo un acontecimiento muy pequeño, como el de un pobre hombre tunecino al que la policía impidió vender sus productos en la calle, sin pagar la licencia, ni sobornar a la misma policía, y del que dependía toda su familia, desesperado, Mohamed Bouzazi , inmolándose, se convirtió en el detonante de la revuelta del pueblo tunecino. Todo el mundo dijo que ya era suficiente. Y ese joven no podía saber las consecuencias de su acto. No es necesario llegar tan lejos. Pero, nunca se sabe los elementos que pueden propiciar la transformación del sistema. Si continuamente aportamos pequeños elementos de cambio, no puedes predecir en qué momento se puede producir un cambio más profundo. Esa es una buena razón para seguir trabajando.



Esta entrevista ha sido publicada en el número 5 de la revista NOTON, puede leer la revista online AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario