17 de julio de 2011

Crónica marcha popular indignada: Ruta Suroccidental. Santuario de las Cruces-Villarrubia de los ojos.

El día 16 de julio lo pasamos en Villarrubia de los ojos, todavía en la provincia de Ciudad Real, y aunque llevo pocos días en la marcha para mí ha sido la mejor experiencia con los vecinos de las localidades por las que he pasado. Villarrubia es una localidad pequeña de unos 11.000 habitantes, un pueblo tradicionalmente manchego, muy quijotesco. Durante la tarde pude visitar algunas de sus calles y la iglesia.

No fue un día cualquiera este sábado en Villarrubia, a la boda celebrada y la procesión de la patrona, se unió la visita de los indignados.

Hubo algunos problemas durante la marcha con el coche escoba, en el que fui de copiloto, ya que nos retrasamos al llevar agua a los caminantes por segunda vez debido a las malas condiciones del camino rural, así se les hizo aún más dura la caminata de 29 Km por un sendero cargado de gruesos chinos y bajo un calor propio del sur.

Sobre las doce de la mañana llegamos a la plaza del Ayuntamiento de Villarrubia, donde los compañeros ya habían vuelto a montar el campamento. La plaza estaba muy concurrida, sobre todo por jubilados que se mostraban curiosos y atraídos por el movimiento: “haber si lo conseguís, mucho ánimo”. A la mayoría de los vecinos les sorprendía el hecho de que la marcha fuera a pie hasta Madrid y algunos me preguntaban que porqué en su pueblo: “si esto es muy pequeño”. Pues precisamente por eso, el fin de la marcha debe ser llevar el movimiento 15M a los pueblos, es en este fin en el que debemos centrarnos y no en el final que está en Puerta del Sol.

Otra interesante novedad de la jornada fue la aparición de un equipo de Telesur que planea acompañarnos hasta Madrid e ira realizando un seguimiento diario en sus informativos, para terminar realizando un reportaje completo sobre la marcha.

En horario vespertino se sucedieron las asambleas, primero la interna, sobre las siete de la tarde, en la que se puso de manifiesto el buen ambiente del grupo y llegamos a varios consensos sobre cuestiones de funcionamiento interno. Posteriormente, sobre las diez de la noche, comenzó la asamblea abierta a los vecinos, donde algunos de los marchantes explicaron porqué estamos aquí y relataron su experiencia durante la marcha, “esta experiencia debe servir para comprender que el movimiento 15M es cosa de todos y que los ciudadanos deben reclamar ahora su parte de soberanía”. Los vecinos de Villarrubia llenaron la plaza, aunque la participación fue escasa ya que prefirieron mantenerse a una distancia prudente, debatiéndose entre el interés, la curiosidad y la timidez. La asamblea terminó dando paso a la llegada de la virgen de Villarrubia  a la plaza del Ayuntamiento.

Muchos vecinos de esta localidad acudieron durante toda la jornada para traernos su apoyo, alimentos, medicamentos e incluso un libro con la siguiente dedicatoria: “Que aire tan fresco ha soplado hoy desde el sur”.

La experiencia en Villarrubia ha sido fantástica, los marchantes hemos conseguido conectar con el pueblo plasmando así el objetivo principal de esta marcha que finalizará el próximo 23 de julio a las nueve de la noche con la llegada de todas las columnas de caminantes a la Puerta del Sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario