10 de octubre de 2010

Incendios Otoñales: La lucha sigue en Italia

Extraordinaria jornada de movilizaciones de escuelas y universidades en toda Italia. Los estudiantes invadieron las plazas de más de ochenta ciudades italianas y lanzaron un mensaje claro al Gobierno, a la Confederación Italiana de Industria (Cofindustria) y a Gelmini: “Esto es solamente el comienzo,  ¡pararemos el país! ¡Reanudaremos nuestro futuro!
En Roma fue la manifestación más impresionante. Más de 30.000 estudiantes se dieron cita en la Pirámide y desfilaron hasta el Ministerio de Educación. En la calle, de al lado  muchísimos estudiantes medios y de los profesores de escuela en estado precario, han puesto la sabiduría de los estudiantes detrás de una pancarta: "Gobierno, Rectores y Confindustria, sois el pasado. ¡Reescribamos el futuro! La chispa de la sabiduría está en la movilización, construida después de dos semanas de asambleas en todas las facultades, desfiles no autorizados alrededor de la ciudad universitaria, lecciones en la calle, momentos de comunicación difundidas por toda la universidad
Pero esta es sólo la primera jornada de rebelión de un otoño que se anuncia cada vez más incandescente. Hoy ha sido importantísimo unir las luchas de escuela con las de la universidad, porque sólo unidos es posible ganar contra el Gobierno de los cortes y contra los ataques de la Confindustria. Pero no nos detendremos aquí: el lunes volveremos en nuestras facultades para ampliar aún más la movilización.
Además anunciamos desde el principio que a partir del comienzo de la discusión del Decreto de ley  en la Cámara, fijada para el 14 de octubre, daremos fuerte batalla al Gobierno. Seremos miles los que rodearemos el Parlamento y no nos iremos de allí hasta que la reforma no sea retirada.
Las luchas de este otoño verán juntos a estudiantes, trabajadores, precarios y migrantes de este país, unidos contra la crisis, contra el Gobierno y contra los ataques patronales de Confindustria. Ante la actual devastación social la única respuesta posible es la de bloquear la producción de todo el país: para eso queremos una huelga general indefinida. Si la huelga no es apoyada por los sindicatos entonces la construiremos desde abajo, a partir de los lugares de trabajo y de estudio.

Traducción: Alejandro Limón


No hay comentarios:

Publicar un comentario